Filtración con resultado

Mayo 17th, 2017

Una comunicación interna de la Policía Nacional de Maó, transmitida a la Guardia Civil y a la Policía Local con imágenes del presunto autor del robo de varios coches y otros delitos en Menorca en las dos últimas semanas ha acabado siendo determinante para su detención el pasado martes. Ello ha sido posible gracias a la colaboración ciudadana que conoció su rostro en la red y en los medios de comunicación. Esta filtración desautorizada motivó un revuelo en las comisarías en busca del culpable de la indiscreción, pero al final ha resultado decisiva para dar con él y ponerlo ante el juez.

Toda investigación policial, cualquier proceso que persiga una detención o el esclarecimiento de un hecho delictivo tiene que estar forzosamente asociado a la discreción. Se trata de ir avanzando en las pesquisas e investigaciones sin que una revelación hecha pública interfiera en el trabajo de los profesionales hasta entorpecerlo.

Bajo esa consideración resulta comprensible el hermetismo al que se aferran algunas fuentes oficiales -no todas- en el momento de servir información al medio transmisor cuya función es esa, publicar lo que no se quiere que se publique sin esperar a que el gabinete de turno exponga la nota de prensa cuando lo estime más oportuno.

Sin embargo ese retraimiento precisa de una cierta cintura, una pizca de flexibilidad que se hace más necesaria en determinadas situaciones para satisfacer el interés de la gente ante un caso de especial relevancia o bien porque haya generado alarma social.

Proporcionar algún detalle sobre una investigación o dar explicaciones más completas puede tener consecuencias positivas. Por un lado permite a la opinión pública conocer y valorar el trabajo realizado por las fuerzas del orden, y por otro quizás colaborar en la resolución de un caso. Al francés lo delataron personas que vieron su fotografía en los medios.

 

Menos caballos, más seguridad

Mayo 15th, 2017

Pudo ser una tragedia pero, afortunadamente, quedó en un par de accidentes muy graves que no se cobraron ninguna vida aunque se temió al menos por dos de ellas.

Ocho personas resultaron heridas en las fiestas de Gràcia del año pasado en Maó a causa de dos incidentes protagonizados por tres caballos, uno de ellos en la misma plaza donde se desarrollaba el jaleo, y los otros dos cuando se desbocaron camino de sus respectivos puntos de partida en la salida de Maó.

Fuera la fortuna, la providencia o la intervención celestial las que evitaran el drama irreparable, ambos siniestros han actuado como detonante para que la Junta de Caixers haya tomado medidas.

Se han anulado las invitaciones a los caixers de otras poblaciones y tampoco los miembros de la junta podrán hacer uso de las suyas lo que supondrá que la qualcada se reduzca en 15 o 20 caballos.

Se trata de una solución lógica que se basa en una simpleza indiscutible. Cuantos más caballos se concentren más opciones de accidentes habrá porque sus reacciones son imprevisibles y harto peligrosas en un entorno tan reducido y cada vez más masificado. La disminución del número de equinos, aún a costa de alterar la cortesía con los otros municipios, es la salida más correcta que podía adoptar la junta presidida por la alcaldesa Conxa Juanola. Con menos caballos, además, podrán ajustarse mucho mejor los horarios de cada acto e incluso el estrés que sufre el animal no será tan acusado.

Es un primer paso para reabrir un debate fundamental encaminado a mantener los valores de la fiesta dotándola de una mayor seguridad. La coexistencia entre animales y personas hasta los límites que ha alcanzado en los últimos años aconseja replantearla para evitar accidentes y que estos se conviertan en fatalidades irreparables.

Javier ‘Dolfo’, Pujol, Llach…

Mayo 12th, 2017

«Si vivim coses veurem» es uno de los dichos recurrentes acuñado en la redacción por el gran Javier ‘Dolfo’, pozo de experiencia por conocimiento y galones en el fotoperiodismo balear. La simpleza de la frase no le resta un ápice de veracidad.

Y es que el paso de los años permite advertir contradicciones tan escandalosas como la del clan Pujol. El patriarca, Jordi Pujol i Soley, estuvo encarcelado durante la dictadura por defender la libertad de los catalanes. Ahora su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, ocupa también una celda en prisión, acusado de mangonear y hacerse multimillonario a costa del dinero público que administró el patriarca en su largo reinado en la Generalitat, del que se han beneficiado los siete hermanos y su mujer.

Los 40 años transcurridos desde la llegada de la democracia nos han revelado el perfil dictatorial de un mito de la Nova Cançó, Lluis Llach, quien ahora amenaza con represalias a los funcionarios que no cumplan con la ley de transitoriedad jurídica, previo paso a la desconexión express de Cataluña. El autor de «L’estaca», que escuchábamos en institutos y universidades catalanas a finales de los 70 como himno contra el dictador, junto a los temas de Raimon o Pi de la Serra, entre otros, es hoy diputado de Junts pel sí. Como apoyo ineludible del Govern de Puigdemont, que no como cantante, Llach se permite coaccionar a los trabajadores.

Otro que eludía su relación inevitable con la asquerosa corrupción de su partido, el mismísimo Mariano Rajoy, ha sido por fin citado a declarar en el juzgado, y la intocable Esperanza Aguirre, ha dimitido de sus cargos. «Si vivim coses veurem» y lo que nos falta.

 

Tradición, ‘bujots’ y el tramabús

Abril 24th, 2017

España es un país de escarnio público, de apedreo en medio de la plaza, de pasear a los supuestamente culpables a lomos de bestias para recibir improperios o salivazos como se hacía en tiempos muy pretéritos. No siempre molesta -como tendría que hacerlo- la desgracia ajena, y la compasión brilla por su ausencia aunque en muchos casos resulte imposible dispensarla.

En Ciutadella el domingo de resurrección se escenifica una tradición de dudoso gusto que supone algo muy similar a ese ancestral escarnio público. Intenta explicarle al visitante ocasional que se trata de una costumbre inofensiva que pretende ser incluso simpática y verás el rictus de su rostro cuando advierta las cinco escopetas disparando a dos metros de un muñeco que representa a algo o a alguien. La tradición enriquece, aporta cultura e identifica a un pueblo para conocer de dónde viene y hacia dónde puede ir. En este caso resulta complicado encajar alguna de esas características y, en absoluto, pedagógico para los niños que lo presencian.

En Podemos, ese partido que pretendía descubrir al pueblo español una nueva forma de hacer política, aunque de momento no ha ido mucho más allá de alguna escenificación circense de cara a la galería, han sacado a la calle el denominado tramabús. En la carrocería del autocar de Pablo Iglesias aparecen pintados políticos, empresarios y periodistas salpicados o caídos de lleno en la corrupción. Sus 71 diputados en el congreso no les bastan para hacer nada más constructivo que el azote callejero a los corruptos, para los que no debe haber perdón, mezclando imputados con quienes no lo están, obviando, claro está, a los de su propio partido que también los tienen. A diferencia de Ciutadella, donde al menos los ‘bujots’ son impersonales, en el bus los rostros son identificables. ¿Formará parte de esa nueva arquitectura política la lapidación pública como siguiente paso?

Seguro que no se reirían de su madre

Abril 14th, 2017

Por más que uno intenta discriminar el componente graciosillo a un sarcasmo cruel, no lo encuentra. Bromear sobre una persona asesinada en un atentado terrorista no tiene gracia, no puede tenerla bajo ninguna consideración, especialmente si familiares directos del muerto continúan con vida.

La Audiencia Nacional ha condenado a un año de prisión -que no cumplirá- a Cassandra Vera, la joven que se burló escribiendo 13 twits del horroroso atentado que provocó la muerte de Carrero Blanco, presidente del gobierno de Franco, el 20 de diciembre de 1973. El coche oficial saltó por los aires y junto a él fallecieron el conductor del automóvil y un inspector de policía que lo acompañaba.

Cassandra se ha mofado con sorna de aquél episodio y ahora considera que le han arruinado la vida porque queda inhabilitada durante 7 años para recibir la beca con la que estudia en la universidad.

La sentencia recoge que los comentarios suponen una humillación a las víctimas del terrorismo cuando ella ha afirmado que solo pretendía protestar contra la ley de seguridad ciudadana. Es el mismo argumento que ha utilizado el rapero mallorquín Valtonic, también condenado por enaltecimiento del terrorismo debido a las letras corrosivas de sus canciones en las que loa a ETA y el GRAPO.

La libertad de expresión no es un campo abierto, no es una patente de corso que permite frivolizar con chabacanería sobre un asesinato o una banda terrorista. Tiene límites cuando se menosprecia el dolor irreparable de los demás porque la buena convivencia solo se puede construir con la cortesía y el respeto a los semejantes.

Que se mofen, no ya de Carrero, mano derecha del dictador, sino de las miles de víctimas del terrorismo, las asesinadas y sus familias rotas de por vida, es una mayúscula crueldad. Si quieren seguir riéndose de ellas, sugiero que lo hagan sobre su puñetera madre, con todos los respetos, que seguro que a ella no la han matado en un atentado.

Juan Millán, “si fuéramos marcado antes…”

Abril 3rd, 2017

Nunca perdió el acentó andaluz con el que llegó a Menorca hace 47 años para ascender con el CD Menorca a la Tercera División. Desde entonces hasta su prematuro fallecimiento hace una semana, ha sido Juan Millán, posiblemente, la persona que mejor ha encarnado el concepto de fútbol total no solo desde el terreno de juego, donde exhibió dotes como centrocampista técnico pero sacrificado, sino también en los banquillos, en los despachos y en la grada. Millán lo ha sido todo en el fútbol menorquín, desde profesional riguroso hasta modesto aficionado pasando por varios estamentos directivos de la Federación balear. Incluso realizó una incursión en política, en la lista del PP al Ayuntamiento de Maó de hace tres legislaturas.

¿Quién le iba a explicar algo nuevo del mundo del balompié a este cordobés nacido en Castro del Río, amable, de educación exquisita, que utilizaba el ‘usted’ para dirigirse a juveniles de 16 años?. Apenas se le recuerdan expulsiones ni graves desaires en su etapa de entrenador, lo que no excluye que el fuerte carácter le brotara en alguna que otra circunstancia sin que por ello precisara faltar al respeto a nadie.

Hoy, tan en boga el deleznable comportamiento de algunos padres en los partidos de fútbol, bien harían estos en tener como referencia a alguien que se ha marchado de este mundo como reconocido caballero del fútbol insular.

El fallecimiento de Juan Millán, personaje fundamental, en la historia del CE Alaior al que dirigió durante casi una década en Tercera División, provoca un vacío irremplazable en cientos de hombres con los que compartió tiempo y espacio alrededor del fútbol.

Dominador de lenguaje gestual y poseedor de un discurso contumaz y persuasivo con simpáticos giros verbales («si fuéramos marcado antes, el partido habría sido distinto»), decía por ejemplo, Millán será recordado por su tangible aportación al deporte menorquín durante casi medio siglo. Le echaremos en falta, sin duda.

 

 

Soledad, depresión, drogas, abandono

Marzo 17th, 2017

Algo chirría estrepitosamente en la cadena de la sociedad cuando se dan casos tan trágicos como los descubiertos en Menorca con apenas tres días de diferencia durante esta última semana.

Dos hombres han sido hallados sin vida, en circunstancias diferentes, pero con el mismo desenlace fatal y algunos elementos comunes que invitan a reflexionar sobre el fracaso general, tanto de quienes gestionan nuestros recursos como de nosotros mismos. Y es que en ocasiones somos incapaces de advertir que el que necesita un empujón, una ayuda material o, en su defecto, un apoyo moral que le lleve a otro más efectivo, está tan cerca que ni siquiera le vemos o quizás preferimos hacer como que no le vemos, que no es lo mismo.

La muerte les sobrevino a ambos en solitario sin que, además, nadie hubiera advertido su ausencia ni nadie reclamara su desaparición hasta que fueron hallados, uno de forma casual y otro como consecuencia de su relación con las drogas. ¿Acaso hay alguna manera más funesta de perder la vida en una parcela lindante con el asfalto de una ciudad dentro de una tienda de campaña y que el cuerpo en descomposición lo descubra meses después un buscador de espárragos?.

Detrás de los dos fallecidos habrá una historia que debería sonrojarnos a todos. La responsabilidad de la caída al precipicio de la soledad, las drogas, la depresión y el abandono compete, en primera instancia, a cada uno de los propios interesados por no haberla sabido invertir.

Pero hay otra responsabilidad que se refiere a la obligación de las instituciones para que sus servicios sociales dispongan de mecanismos y recursos que eviten que la Isla de la calma se altere por sucesos tan impropios de ella.

Tarifa plana

Marzo 10th, 2017

Ya está otra vez a la greña la clase política del Archipiélago operando un nuevo desencuentro tras la patada en el trasero proporcionada por el gobierno de Mariano Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, a todos los baleares.

El PP ha vetado por el momento la tarifa plana de 30 euros para los vuelos interislas consensuada por todos los grupos del Parlament. Para una vez que se ponen de acuerdo en una cuestión de capital trascendencia, el partido en el gobierno la bloquea justificando el veto por sus efectos colaterales -colapso de vuelos, monopolio…- y, fundamentalmente, porque continúan sin aprobarse los presupuestos generales del Estado. Sin ellos el Gobierno estima imposible la aplicación de esta tarifa porque duplicaría el coste actual situándolo en torno a los 40 millones de euros, aunque ayer el ministro de Fomento dijera que defenderá la propuesta en Bruselas.

O sea que la lamentable negativa para tramitar una reclamación más que justificada desvía, en parte, la responsabilidad de la decisión hacia los partidos de izquierda en la oposición porque éstos obstaculizan la aprobación de los presupuestos.

Seguro que esa es una razón de peso, la misma que ha utilizado el Ejecutivo popular para detener otras iniciativas. Pero, quiérase o no, ha supuesto un torpedo en la línea de flotación de los parlamentarios y senadores balears del PP en el Congreso y el Senado, Águeda Reynés y Juana Francis Pons Vila, en lo que a Menorca se refiere, aunque ésta última se haya postulado por la opción del descuento del 75 por ciento. Cabría exigir una reacción más reivindicativa por su parte que no el cierre de filas protocolario culpando al bloqueo presupuestario de la izquierda.

Y claro, el Govern balear ha instrumentalizado la situación para cargar contra el PP, como era previsible. El consenso puntual para esta reivindicación ha quedado hecho añicos.

 

Tardeo con civismo en Maó

Marzo 3rd, 2017

Se trataría de establecer una combinación equilibrada entre la tolerancia y el civismo. La mezcla de ambos conceptos, íntimamente relacionados porque es difícil entender uno sin el otro, debe permitir que el centro de Maó mantenga la vitalidad que ha adquirido desde hace varios años amortiguando las molestias que puede provocar el denominado tardeo.

Hasta entonces, una vez cerrados los comercios al mediodía del sábado, la ciudad se transformaba en un paraje silencioso, inerme.

El paisaje humano daba paso a calles desérticas, tristes. Era entonces Maó, probablemente, la localidad de la isla con menor actividad en sus calles más emblemáticas.

La resurrección del centro, fundamentada en la proliferación de nuevas terrazas, miniconciertos y, especialmente, la reconversión del Mercat del Peix en nuevo punto de encuentro masivo para el vermut han descubierto una nueva ciudad animada, viva desde la mañana del sábado hasta entrada la noche. Su aspecto ahora recuerda al de cualquier otra capital de provincia en la que la calle es la auténtica prolongación de la casa propia.

A partir del Mercat, Maó se ha sumado al tardeo, esa moda emergente con reminiscencias de la adolescencia ochentera entonces limitada a las galas juveniles en las discotecas, que supone un cambio rotundo en horarios de diversión.

Ahora el tardeo se hace en los bares, en las terrazas o directamente en la calle. Pero el alcohol pasa factura en muchos casos cuando la primera cerveza se ha tomado a la 1 del mediodía y la penúltima a las 8 de la noche sin que en medio se haya acolchado el estómago con alimento consistente.

El civismo para respetar a vecinos y resto de locales debe ser compatible con la diversión del sábado en horario vespertino considerando, además, que quienes se apuntan a los nuevos hábitos de ocio ya no son adolescentes. No parece tan difícil si se aplica el sentido común y la tolerancia mínima y mutua.

 

Joan Cardona y la justicia

Marzo 1st, 2017

Dijo Juan Carlos Zayas, abogado penalista contratado por la familia de Joan Cardona, que los jueces habían considerado las dudas que incluían los argumentos del joven mahonés para desvirtuar su defensa y en cambio habían obviado por completo las que planteaba la acusación concediendo como verdad absoluta la identificación de la mujer.

Esa sería una valoración muy aproximada del proceso que ha acabado con la notificación del ingreso en prisión tras el reciente rechazo del indulto.

Cardona ha tenido que tratar de demostrar su inocencia contra la supuesta certeza de la víctima. La mujer reafirmó que él era su agresor cuando lo tuvo delante en el juicio. A partir de ahí el trabajo de los letrados para invertir la acusación, porque Joan es homosexual, no tiene moto y a la hora de la agresión se encontraba en su casa chateando con el ordenador -aunque esta coartada no la probó irrefutablemente- ha sido inútil.

La justicia no es infalible, puede equivocarse y quizás lo haya hecho en este caso. No parece que Joan Cardona reúna el perfil de agresor sexual, más bien todo lo contrario, aunque hayan sido tres los tribunales que han ratificado la sentencia original del Juzgado de Barcelona. Pero lo han hecho sin profundizar en la respuesta a los puntos de los recursos presentados por los abogados. Las sucesivas resoluciones han sido prácticamente idénticas estando en juego la privación de libertad.

Confirmado su próximo ingreso en prisión, el alcance de la condena es otro punto de debate. Existen cientos de delitos similares, incluso más graves en la jurisprudencia española, algunos también ocurridos en Menorca, castigados con penas no superiores a 2 años que han permitido a sus responsables eludir la cárcel.

A Cardona, sin antecedentes de ningún tipo, no le han rebajado ni un día desde la primera condena por lo que el dictamen de los jueces, a la fuerza, arroja tantas dudas como ha tenido el largo proceso.