Archive for diciembre, 2018

Mantengan sus pertenencias controladas

viernes, diciembre 21st, 2018

Por supuesto que resulta más agradable escuchar las Cuatro Estaciones de Vivaldi interpetada por una orquesta local que esa advertencia reiterada tan cansina: «Rogamos mantengan sus pertenecencias controladas en todo momento», durante las esperas en las terminales aeroportuarias. Los sistema de detección de armas y explosivos permiten descubrir el tubo de pasta de dientes o el frasco de perfume si excede los 100 miligramos, pero no intuyen a los amigos de lo ajeno cuando pasan por debajo del arco.

Ese mensaje que dispara la megafonía de los aeropuertos una y otra vez entre las llamadas a las puertas de embarque puede perder consistencia ante los acordes de la música clásica. Esa es una de las sorprendentes iniciativas que ha ideado AENA para endulzar la espera en sus terminales y darle un matiz más cultural a varias de sus instalaciones nacionales, entre ellas el aeropuerto de Menorca.

Otra de las decisiones del gigante, líder en operadores aerportuarios del mundo por número de pasajeros, ha sido la de construir una sala vip en el aeródromo insular, con un coste que supera los 400.000 euros, al que contribuiremos todos los españoles por tratarse de una empresa estatal.

Seguro que será una comodidad añadida para los más habituales de estos exclusivos espacios donde se puede descansar, comer y beber a discreción. Pero en un aeropuerto como el menorquín, que no es de conexión más que para los asiáticos sin documentación legal que pretenden llegar al Reino Unido, no parece que sea una inversión extremadamente necesaria.

Si AENA pretende mejorar la consideración de sus usuarios podría empezar por regularizar sus tasas a la baja, que tanto encarecen los billetes, mejorar sus servicios generales, abaratar el coste de los parkings o poner precios más razonables en sus establecimientos de restauración antes que organizar conciertos en las terminales o levantar lugares destinados a las very important people.

La vigencia de los puentes en la ‘general’

viernes, diciembre 14th, 2018

En plena recta final de la legislatura el gobierno del Consell se ha dado de bruces con la realidad que le va a impedir ejecutar la bandera de las demoliciones enarbolada con supuesta determinación para acceder a la plaza de la Biosfera, recogiendo el sentir de una parte de la sociedad insular contraria a la reforma auspiciada por el PP en la carretera general.

Informes técnicos y jurídicos internos y externos a la institución, por fin dados a conocer, acaban de torpedear el compromiso que cosió a las fuerzas políticas de izquierda para derruir los puentes medio construidos. Los mismos informes, además, descartan la alternativa de los consellers de Cultura y Movilidad que propusieron las rotondas a nivel, tanto desde el punto de vista técnico, paisajístico como económico.

El propósito de encontrar un amparo de los ingenieros a aquella decisión política ha resultado calamitoso. Ejecutar una voluntad ideológica transformada en decisión política no avalada por los técnicos competentes puede conllevar responsabilidades jurídicas a medio plazo. Y cualquiera las asume después de las experiencias más próximas en el tiempo.

Más frustrante debe resultar incluso para el tripartito que tampoco el argumento económico ampare contundentemente la demolición, tanto como las soluciones que han arbitrado hasta el momento, pocas o ninguna para eliminar las rotondas a doble nivel que eliminen los giros a la izquierda.

Como consecuencia las costuras del pacto de gobierno se han abierto a cinco meses vista de las nuevas elecciones tras el desmarque atrevido de Podemos que ha revelado discrepancias ocultas entre las tres formaciones.

Encontrar una salida consensuada, rápida y que sea convincente, entre Més, Podemos y PSOE parece ahora tarea complicada. En todo caso, la demolición pasará a mejor vida al menos durante esta legislatura. Los puentes a medio construir siguen más vigentes que nunca y la carretera continúa en precario casi cuatro años después.

Si la droga circula es que hay consumo

viernes, diciembre 7th, 2018

La exitosa operación policial diseñada y ejecutada por diferentes brigadas de la Comisaría de la Policía Nacional de Maó, ha permitido desarticular esta semana una organización criminal perfectamente estructurada que se dedicaba a introducir y vender drogas en la misma ciudad y en otras localidades próximas.

La investigación, culminada con diez detenciones, ha supuesto la intervención de más de un kilo de cocaína, 16.330 euros en metálico y tres vehículos, entre otros objetos incautados.

A principios de año, también la Policía Nacional de Ciutadella practicó otras dos detenciones a ‘narcos’ a los que intervino 850 gramos de cocaína.

En agosto, la Guardia Civil montó un dispositivo en las fiestas de Ferreries que sirvió para desarticular el punto de venta clave de esa población donde se encontraron 750 gramos entre cocaína, hachís y marihuana. Y durante el resto de año se han contabilizado otras detenciones de jóvenes y adultos dedicados al menudeo en la Isla.

Las tres operaciones principales de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se han traducido en 15 detenciones de pequeños o medianos traficantes, ahora apartados de la amenaza que representan para la sociedad en un año que ha resultado especialmente conflictivo en función de estas aprehensiones mayores.

La incautación de cerca de dos kilos de cocaína, así como las dosis de marihuana, hachís y otras sustancias suponen la constatación del peligro al que están expuestos los más jóvenes y vulnerables a quienes se ofrece la droga en puntos de ocio juvenil y adulto.

La introducción de la droga en la Isla y su posterior distribución y venta constituye, además, la otra coordenada sobre la que se cimenta esta lacra social. Si hay tráfico es porque hay consumo. Y lo hay. Ese es el problema.