Archive for Mayo, 2017

La carretera y la ruleta rusa

Martes, Mayo 23rd, 2017

Pasa una temporada turística y otra y otra… con los correspondientes intervalos invernales y ya han transcurrido diez años desde que en 2007 Joana Barceló firmara el convenio de carreteras con la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

En este decenio, más allá de la variante de Ferreries, el paisaje de la vía principal de la Isla no ha sufrido otros cambios que la presencia de los mamotretos inacabados, el movimiento de tierras entre Maó y Alaior y una línea continua amarilla como vestigio lamentable de aquellas obras abortadas por el actual equipo de gobierno del Consell Insular mientras barrunta una alternativa.

Imposible que el debate no regrese cíclicamente a las redes sociales y a la calle cada vez que se suceden accidentes en la carretera indispensable de la Isla.

El tiempo perdido no hace otra cosa que alimentar las posiciones más enfrentadas mientras la presión del parque automovilístico en temporada alta crece y deriva en un juego a la ruleta rusa porque la estadística indica que solo ha habido dos víctimas mortales en los dos últimos años. Ahí entra el componente de la fortuna y la seguridad que ofrecen los vehículos modernos para amortiguar los choques frontales que se repiten con cierta frecuencia en una vía de un solo carril por dirección.

La irresponsabilidad de algunos conductores, auténticos delincuentes al volante, como artífices de muchos de los siniestros no debería tomarse como argumento para validar un tipo de proyecto sobre otro en el que no se eliminen los peligrosos giros a la izquierda.

Por muchas medidas persuasorias que aplique la Dirección General de Tráfico, siempre habrá conductores potencialmente peligrosos, con vías anchas o estrechas. Pero cuanta más opción de escape exista menos posibilidad habrá de que los accidentes provocados por insensatos tengan consecuencias fatales.

 

Filtración con resultado

Miércoles, Mayo 17th, 2017

Una comunicación interna de la Policía Nacional de Maó, transmitida a la Guardia Civil y a la Policía Local con imágenes del presunto autor del robo de varios coches y otros delitos en Menorca en las dos últimas semanas ha acabado siendo determinante para su detención el pasado martes. Ello ha sido posible gracias a la colaboración ciudadana que conoció su rostro en la red y en los medios de comunicación. Esta filtración desautorizada motivó un revuelo en las comisarías en busca del culpable de la indiscreción, pero al final ha resultado decisiva para dar con él y ponerlo ante el juez.

Toda investigación policial, cualquier proceso que persiga una detención o el esclarecimiento de un hecho delictivo tiene que estar forzosamente asociado a la discreción. Se trata de ir avanzando en las pesquisas e investigaciones sin que una revelación hecha pública interfiera en el trabajo de los profesionales hasta entorpecerlo.

Bajo esa consideración resulta comprensible el hermetismo al que se aferran algunas fuentes oficiales -no todas- en el momento de servir información al medio transmisor cuya función es esa, publicar lo que no se quiere que se publique sin esperar a que el gabinete de turno exponga la nota de prensa cuando lo estime más oportuno.

Sin embargo ese retraimiento precisa de una cierta cintura, una pizca de flexibilidad que se hace más necesaria en determinadas situaciones para satisfacer el interés de la gente ante un caso de especial relevancia o bien porque haya generado alarma social.

Proporcionar algún detalle sobre una investigación o dar explicaciones más completas puede tener consecuencias positivas. Por un lado permite a la opinión pública conocer y valorar el trabajo realizado por las fuerzas del orden, y por otro quizás colaborar en la resolución de un caso. Al francés lo delataron personas que vieron su fotografía en los medios.

 

Menos caballos, más seguridad

Lunes, Mayo 15th, 2017

Pudo ser una tragedia pero, afortunadamente, quedó en un par de accidentes muy graves que no se cobraron ninguna vida aunque se temió al menos por dos de ellas.

Ocho personas resultaron heridas en las fiestas de Gràcia del año pasado en Maó a causa de dos incidentes protagonizados por tres caballos, uno de ellos en la misma plaza donde se desarrollaba el jaleo, y los otros dos cuando se desbocaron camino de sus respectivos puntos de partida en la salida de Maó.

Fuera la fortuna, la providencia o la intervención celestial las que evitaran el drama irreparable, ambos siniestros han actuado como detonante para que la Junta de Caixers haya tomado medidas.

Se han anulado las invitaciones a los caixers de otras poblaciones y tampoco los miembros de la junta podrán hacer uso de las suyas lo que supondrá que la qualcada se reduzca en 15 o 20 caballos.

Se trata de una solución lógica que se basa en una simpleza indiscutible. Cuantos más caballos se concentren más opciones de accidentes habrá porque sus reacciones son imprevisibles y harto peligrosas en un entorno tan reducido y cada vez más masificado. La disminución del número de equinos, aún a costa de alterar la cortesía con los otros municipios, es la salida más correcta que podía adoptar la junta presidida por la alcaldesa Conxa Juanola. Con menos caballos, además, podrán ajustarse mucho mejor los horarios de cada acto e incluso el estrés que sufre el animal no será tan acusado.

Es un primer paso para reabrir un debate fundamental encaminado a mantener los valores de la fiesta dotándola de una mayor seguridad. La coexistencia entre animales y personas hasta los límites que ha alcanzado en los últimos años aconseja replantearla para evitar accidentes y que estos se conviertan en fatalidades irreparables.

Javier ‘Dolfo’, Pujol, Llach…

Viernes, Mayo 12th, 2017

«Si vivim coses veurem» es uno de los dichos recurrentes acuñado en la redacción por el gran Javier ‘Dolfo’, pozo de experiencia por conocimiento y galones en el fotoperiodismo balear. La simpleza de la frase no le resta un ápice de veracidad.

Y es que el paso de los años permite advertir contradicciones tan escandalosas como la del clan Pujol. El patriarca, Jordi Pujol i Soley, estuvo encarcelado durante la dictadura por defender la libertad de los catalanes. Ahora su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, ocupa también una celda en prisión, acusado de mangonear y hacerse multimillonario a costa del dinero público que administró el patriarca en su largo reinado en la Generalitat, del que se han beneficiado los siete hermanos y su mujer.

Los 40 años transcurridos desde la llegada de la democracia nos han revelado el perfil dictatorial de un mito de la Nova Cançó, Lluis Llach, quien ahora amenaza con represalias a los funcionarios que no cumplan con la ley de transitoriedad jurídica, previo paso a la desconexión express de Cataluña. El autor de «L’estaca», que escuchábamos en institutos y universidades catalanas a finales de los 70 como himno contra el dictador, junto a los temas de Raimon o Pi de la Serra, entre otros, es hoy diputado de Junts pel sí. Como apoyo ineludible del Govern de Puigdemont, que no como cantante, Llach se permite coaccionar a los trabajadores.

Otro que eludía su relación inevitable con la asquerosa corrupción de su partido, el mismísimo Mariano Rajoy, ha sido por fin citado a declarar en el juzgado, y la intocable Esperanza Aguirre, ha dimitido de sus cargos. «Si vivim coses veurem» y lo que nos falta.