Archive for marzo, 2017

Soledad, depresión, drogas, abandono

viernes, marzo 17th, 2017

Algo chirría estrepitosamente en la cadena de la sociedad cuando se dan casos tan trágicos como los descubiertos en Menorca con apenas tres días de diferencia durante esta última semana.

Dos hombres han sido hallados sin vida, en circunstancias diferentes, pero con el mismo desenlace fatal y algunos elementos comunes que invitan a reflexionar sobre el fracaso general, tanto de quienes gestionan nuestros recursos como de nosotros mismos. Y es que en ocasiones somos incapaces de advertir que el que necesita un empujón, una ayuda material o, en su defecto, un apoyo moral que le lleve a otro más efectivo, está tan cerca que ni siquiera le vemos o quizás preferimos hacer como que no le vemos, que no es lo mismo.

La muerte les sobrevino a ambos en solitario sin que, además, nadie hubiera advertido su ausencia ni nadie reclamara su desaparición hasta que fueron hallados, uno de forma casual y otro como consecuencia de su relación con las drogas. ¿Acaso hay alguna manera más funesta de perder la vida en una parcela lindante con el asfalto de una ciudad dentro de una tienda de campaña y que el cuerpo en descomposición lo descubra meses después un buscador de espárragos?.

Detrás de los dos fallecidos habrá una historia que debería sonrojarnos a todos. La responsabilidad de la caída al precipicio de la soledad, las drogas, la depresión y el abandono compete, en primera instancia, a cada uno de los propios interesados por no haberla sabido invertir.

Pero hay otra responsabilidad que se refiere a la obligación de las instituciones para que sus servicios sociales dispongan de mecanismos y recursos que eviten que la Isla de la calma se altere por sucesos tan impropios de ella.

Tarifa plana

viernes, marzo 10th, 2017

Ya está otra vez a la greña la clase política del Archipiélago operando un nuevo desencuentro tras la patada en el trasero proporcionada por el gobierno de Mariano Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, a todos los baleares.

El PP ha vetado por el momento la tarifa plana de 30 euros para los vuelos interislas consensuada por todos los grupos del Parlament. Para una vez que se ponen de acuerdo en una cuestión de capital trascendencia, el partido en el gobierno la bloquea justificando el veto por sus efectos colaterales -colapso de vuelos, monopolio…- y, fundamentalmente, porque continúan sin aprobarse los presupuestos generales del Estado. Sin ellos el Gobierno estima imposible la aplicación de esta tarifa porque duplicaría el coste actual situándolo en torno a los 40 millones de euros, aunque ayer el ministro de Fomento dijera que defenderá la propuesta en Bruselas.

O sea que la lamentable negativa para tramitar una reclamación más que justificada desvía, en parte, la responsabilidad de la decisión hacia los partidos de izquierda en la oposición porque éstos obstaculizan la aprobación de los presupuestos.

Seguro que esa es una razón de peso, la misma que ha utilizado el Ejecutivo popular para detener otras iniciativas. Pero, quiérase o no, ha supuesto un torpedo en la línea de flotación de los parlamentarios y senadores balears del PP en el Congreso y el Senado, Águeda Reynés y Juana Francis Pons Vila, en lo que a Menorca se refiere, aunque ésta última se haya postulado por la opción del descuento del 75 por ciento. Cabría exigir una reacción más reivindicativa por su parte que no el cierre de filas protocolario culpando al bloqueo presupuestario de la izquierda.

Y claro, el Govern balear ha instrumentalizado la situación para cargar contra el PP, como era previsible. El consenso puntual para esta reivindicación ha quedado hecho añicos.

 

Tardeo con civismo en Maó

viernes, marzo 3rd, 2017

Se trataría de establecer una combinación equilibrada entre la tolerancia y el civismo. La mezcla de ambos conceptos, íntimamente relacionados porque es difícil entender uno sin el otro, debe permitir que el centro de Maó mantenga la vitalidad que ha adquirido desde hace varios años amortiguando las molestias que puede provocar el denominado tardeo.

Hasta entonces, una vez cerrados los comercios al mediodía del sábado, la ciudad se transformaba en un paraje silencioso, inerme.

El paisaje humano daba paso a calles desérticas, tristes. Era entonces Maó, probablemente, la localidad de la isla con menor actividad en sus calles más emblemáticas.

La resurrección del centro, fundamentada en la proliferación de nuevas terrazas, miniconciertos y, especialmente, la reconversión del Mercat del Peix en nuevo punto de encuentro masivo para el vermut han descubierto una nueva ciudad animada, viva desde la mañana del sábado hasta entrada la noche. Su aspecto ahora recuerda al de cualquier otra capital de provincia en la que la calle es la auténtica prolongación de la casa propia.

A partir del Mercat, Maó se ha sumado al tardeo, esa moda emergente con reminiscencias de la adolescencia ochentera entonces limitada a las galas juveniles en las discotecas, que supone un cambio rotundo en horarios de diversión.

Ahora el tardeo se hace en los bares, en las terrazas o directamente en la calle. Pero el alcohol pasa factura en muchos casos cuando la primera cerveza se ha tomado a la 1 del mediodía y la penúltima a las 8 de la noche sin que en medio se haya acolchado el estómago con alimento consistente.

El civismo para respetar a vecinos y resto de locales debe ser compatible con la diversión del sábado en horario vespertino considerando, además, que quienes se apuntan a los nuevos hábitos de ocio ya no son adolescentes. No parece tan difícil si se aplica el sentido común y la tolerancia mínima y mutua.

 

Joan Cardona y la justicia

miércoles, marzo 1st, 2017

Dijo Juan Carlos Zayas, abogado penalista contratado por la familia de Joan Cardona, que los jueces habían considerado las dudas que incluían los argumentos del joven mahonés para desvirtuar su defensa y en cambio habían obviado por completo las que planteaba la acusación concediendo como verdad absoluta la identificación de la mujer.

Esa sería una valoración muy aproximada del proceso que ha acabado con la notificación del ingreso en prisión tras el reciente rechazo del indulto.

Cardona ha tenido que tratar de demostrar su inocencia contra la supuesta certeza de la víctima. La mujer reafirmó que él era su agresor cuando lo tuvo delante en el juicio. A partir de ahí el trabajo de los letrados para invertir la acusación, porque Joan es homosexual, no tiene moto y a la hora de la agresión se encontraba en su casa chateando con el ordenador -aunque esta coartada no la probó irrefutablemente- ha sido inútil.

La justicia no es infalible, puede equivocarse y quizás lo haya hecho en este caso. No parece que Joan Cardona reúna el perfil de agresor sexual, más bien todo lo contrario, aunque hayan sido tres los tribunales que han ratificado la sentencia original del Juzgado de Barcelona. Pero lo han hecho sin profundizar en la respuesta a los puntos de los recursos presentados por los abogados. Las sucesivas resoluciones han sido prácticamente idénticas estando en juego la privación de libertad.

Confirmado su próximo ingreso en prisión, el alcance de la condena es otro punto de debate. Existen cientos de delitos similares, incluso más graves en la jurisprudencia española, algunos también ocurridos en Menorca, castigados con penas no superiores a 2 años que han permitido a sus responsables eludir la cárcel.

A Cardona, sin antecedentes de ningún tipo, no le han rebajado ni un día desde la primera condena por lo que el dictamen de los jueces, a la fuerza, arroja tantas dudas como ha tenido el largo proceso.