Ese apasionado de la bici

Todos estamos permanentemente conectados con la nostalgia, esa sensación tan contradictoria a caballo entre la tristeza y la satisfacción por aquellas experiencias que un día nos hicieron felices. Por eso echar la vista atrás para evocar pasajes del ayer también provoca orgullo, el mismo que aparecía en los rostros de veteranos como ‘Tófol Pistola’, Antoni Vallori o Pedro ‘Colón’, entre otros, en la inauguración de la exquisita muestra fotográfica que recoge la historia del ciclismo menorquín en los últimos 70 años, en la que todos ellos fueron protagonistas.

La inquietud de un incansable apasionado de la bicicleta, Arturo Sintes, ha hecho posible esta exposición que no dejará indiferente a nadie. El dinámico presidente de la Federació Balear, siempre dispuesto a que los focos le busquen y le encuentren -le gustan-, fue ciclista precoz y es hoy un dirigente entusiasta cuya iniciativa proporciona una información fundamental para que las nuevas generaciones admiren el auge que tuvo este deporte en la isla décadas atrás.

Sintes regresó al mundo de la bici, que nunca había abandonado, tras aquella experiencia al frente del CD Isleño hace más de 20 años. Sobre las dos ruedas se siente en su habitat natural, feliz. Tan pronto organiza una vuelta cicloturista como se pasea con viejas glorias del ciclismo mundial por el puerto de Maó… todo ello para beneficio de un deporte que ha adquirido una nueva dimensión recientemente cuando Albert Torres se puso el mundo por montera en Colombia. Su nuevo reto debería ser una pista volteadoran para Menorca. Si Arturo se lo propone…

Leave a Reply