Un desafío personal

Ahí está Llull, el mejor deportista menorquín de todos los tiempos, presto a alzar el segundo título de la, considerada, mejor Liga del continente europeo. Es un desafío personal para el base mahonés que ya puede presumir de este trofeo en su dilatado palmarés, aunque aquel conquistado en 2007 le llegó casi de forma circunstancial apenas unas semanas después de haberse incorporado al coloso blanco procedente del Manresa.

Sabe Sergi que esta es una nueva oportunidad para coronar otra campaña insigne en el gran club blanco que adentrado el verano tendrá su prolongación con la cita europea de la Selección.

Medallista olímpico de plata en Londres, doble campeón de Europa en Polonia y Lituanial, al orgullo menorquín le falta ensanchar su vitrina doméstica, es decir, la de trofeos con su club que por ahora, solo ocupa la mencionada Liga 2007, una Copa y una Supercopa.

El miércoles, en Madrid, este campeonato aguarda que Sergio Llull lo eleve al cielo con permiso del gran Barça, que ayer fue capaz de forzar el quinto partido con autoridad. Y esa es una empresa harto complicada, de acuerdo, pero favorable a los madridistas al amparo del gran Llull, Llull, Llull…!”

Leave a Reply