La solución está en el Govern

Apenas faltan un par de meses para que concluya la temporada y el desenlace de las competiciones autonómicas que requieren desplazamientos interinsulares puede verse interrumpido si prospera el plante de las agencias de viaje, lo que supondría un escándalo insólito en la historia del deporte balear. Es la inevitable amenaza de estas entidades hastiadas de que el Govern Balear les abone tarde y mal las facturas que extiende a los clubes.

El gobierno de José Ramón Bauzá, tieso como la mojama por la falta de recursos económicos para mantener este servicio, instaurado en la época de Pepote Ballester y Jaume Matas, modificó las pautas para la concesión de esta ayuda. Con buen criterio extremó el celo para evitar la picaresca aunque el método multiplique la burocracia. Antes era factible ‘colar’ a alguien en la expedición , pero con el nuevo sistema que coteja los billetes con las actas oficiales de los partidos es materialmente imposible.

Esta nueva diligencia, puesta en marcha a finales de diciembre de 2010, provocó que muchos clubes presentarán fuera de plazo las facturas de sus desplazamientos en enero de 2011. Además, durante el año, otras presentaron defectos de forma. Y a eso se agarra ahora el Govern Balear para evitar el pago de 80.000 euros pendientes, que corresponden mayormente a agencias de Eivissa y Menorca.

Puede haber existido cierta negligencia en los clubes, seguro, pero no mala intención. Es obvio que los viajes se hicieron por lo que  no hay fraude y la partida debería estar presupuestada. Por ese motivo, que el Govern se haya descolgado ahora con que administrativamente no existe fórmula legal para pagar estas facturas suena a argumento para ahorrarse esta suma. Las agencias no son entidades bancarias aunque actúen como tales en este caso. La solución solo está en manos del Govern. Debe pagar.

Leave a Reply