Archive for abril, 2013

La irracionalidad del fútbol

martes, abril 30th, 2013

Jupp Heynkes fue despedido como técnico del Real Madrid después de ganar la séptima Copa de Europa, 32 años más tarde de las seis en blanco y negro acumuladas por el club que le convirtieron, dijeron, en el mejor club del siglo XX. Así de ilógico es el fútbol, capaz de devorar a un entrenador que devolvió la gloria a la familia merengue.

El de Heynkes no es un caso aislado. A pesar de la extendida teoría de que a los técnicos los avalan o condenan los resultados, no siempre es así. ¿Qué ha ganado Jose Mourinho que no hayan logrado otros anteriores a él para que Florentino Pérez le haya dado el poder supremo que nunca tuvieron otros aun a costa de poner al club en la picota con sus bravuconadas y desplantes continuos?

En lo que a nuestro balompié nos ocupa, un ejemplo de la irracionalidad que acompaña a este deporte lo hemos encontrado esta semana en la salida de Lluís Vidal del banquillo menorquinista. A pesar de la extrema dificultad de su objetivo acabó conquistándolo y el club continuará paseando su nombre por la mejor Liga juvenil del país, un año más.

Sale Vidal del Menorca una vez más como triunfador, por la puerta grande por más que sus detractores, que los tiene, celebren la decisión final de su gran valedor, el presidente, Angel Río, plegado al criterio de parte del entorno y su propia junta directiva.

Seco, antipático en ocasiones, mal ejecutor de la mano izquierda, atrevido en sus declaraciones, desafiante… ningún otro entrenador de la Isla acumula dos ascensos a la División de Honor Juvenil. Ningún otro entrenador de la Isla ha clasificado a un equipo de esta tierra -el Sporting Mahonés- para disputar un play off de ascenso a Segunda B. Vidal lo ha conseguido en dos ocasiones.

Un análisis frío de su rendimiento conduce, inequívocamente, a la ilógica de su marcha. Así es el mundo del fútbol.

Juvenil, Tercera y Regional

martes, abril 23rd, 2013

La permanencia del Menorca juvenil en la División de Honor ha sido la mejor noticia para el fútbol insular en este tramo final de la temporada. Lluís Vidal y sus pupilos han conseguido prolongar el lujo que supone observar en el Estadi Maonès a las joyas de varias de las mejores canteras del fútbol español que serán profesionales consolidados en Primera División, y competir contra ellas.

Pero el vértice superior del fútbol menorquín no oculta las incógnitas que ofrece la otra gran categoría insular en los últimos 34 años, a excepción de las ocho temporadas y media en las que el Sporting Mahonés puso a la Isla en la Segunda División B. La Tercera División continúa moviéndose en un escenario insípido salvo acciones puntuales que no hace sino cuestionar su futuro en las islas menores. No debería discutirse que la categoría superior reúne  más calidad que la Regional Preferente por razones obvias y, por tanto, tendría que ser la meta innegociable de los equipos que pugnan por el título Regional.

Sin embargo no está tan claro que sea así como corroboraron varios de los presidentes consultados al respecto por este diario el pasado viernes. El coste añadido de los desplazamientos -aunque continúen subvencionados, siempre generan gastos- y la retribución, mayor o menor, a los jugadores por el sacrificio que suponen entrenos y viajes quincenales, obligan a un presupuesto que, hoy en día, desbarata cualquier planificación de las entidades que pretenden mantener el rigor en su gestión económica.

Si a ello sumamos la extraordinaria incertidumbre que ofrece este año la Regional Preferente no es de extrañar que el retorno a Tercera ya no sea un objetivo en si mismo sino un premio extra al que se puede renunciar sin traumas. Quizás la solución pase por un replanteamiento de una categoría inmóvil desde hace demasiado tiempo para reactivar su interés a riesgo de que aquí pierda un atractivo que merece en todo caso.

El Mercadal y la categoría

lunes, abril 15th, 2013

Ha alcanzado el CE Mercadal esta pasada semana una efeméride maravillosa.

Desde el pasado día 12 puede presumir de sus 90 años de vida. Son nueve décadas de fútbol, prácticamente ininterrumpido en la localidad del centro de la Isla que coinciden con su época dorada en función de la alta categoría en la que milita su primer equipo desde hace un lustro. Tanto es así que, hoy por hoy, el Mercadal ostenta el honor de ser el club referente de la isla dados los  descensos de Alaior y Ferreries, la desaparición del Sporting Mahonés y el ascenso del nobel, Penya Ciutadella. Pocos o ninguno podían imaginar el mapa actual del balompié menorquín hace una década con el Mercadal en la cima.

Este cumpleaños, que supone el preámbulo del centenario a la vuelta de la esquina, proporciona un orgullo incuestionable entre quienes dieron origen a la entidad, los que la mantuvieron en los años más delicados y aquellos más recientes que tuvieron el arrojo de ascender al equipo estandarte, por primera vez, a una Liga compensada. Todos, sin embargo, han contado con el respaldo del seguidor mercadalense, siempre fiel a sus colores.

Y es que la historia del CE Mercadal no se escribe a partir de la categoría en la que milita su primer equipo. Seguirá con vida el club rojiblanco sea cual sea su militancia el próximo año aunque su posible renuncia a la Tercera División supondría otro revés traumático para el deporte rey en nuestra Isla, tan golpeado en los últimos tiempos.

Quizás por ello, la advertencia hecha por el  presidente, Toni Palliser, el pasado viernes en este diario debería ser tomada en cuenta ya no solo por la masa social mercadalense sino por los buenos amantes del fútbol insular que acuden a Sant Martí con cierta regularidad, como último reducto de la Tercera División en la zona centro levantina de Menorca.

La solución está en el Govern

lunes, abril 15th, 2013

Apenas faltan un par de meses para que concluya la temporada y el desenlace de las competiciones autonómicas que requieren desplazamientos interinsulares puede verse interrumpido si prospera el plante de las agencias de viaje, lo que supondría un escándalo insólito en la historia del deporte balear. Es la inevitable amenaza de estas entidades hastiadas de que el Govern Balear les abone tarde y mal las facturas que extiende a los clubes.

El gobierno de José Ramón Bauzá, tieso como la mojama por la falta de recursos económicos para mantener este servicio, instaurado en la época de Pepote Ballester y Jaume Matas, modificó las pautas para la concesión de esta ayuda. Con buen criterio extremó el celo para evitar la picaresca aunque el método multiplique la burocracia. Antes era factible ‘colar’ a alguien en la expedición , pero con el nuevo sistema que coteja los billetes con las actas oficiales de los partidos es materialmente imposible.

Esta nueva diligencia, puesta en marcha a finales de diciembre de 2010, provocó que muchos clubes presentarán fuera de plazo las facturas de sus desplazamientos en enero de 2011. Además, durante el año, otras presentaron defectos de forma. Y a eso se agarra ahora el Govern Balear para evitar el pago de 80.000 euros pendientes, que corresponden mayormente a agencias de Eivissa y Menorca.

Puede haber existido cierta negligencia en los clubes, seguro, pero no mala intención. Es obvio que los viajes se hicieron por lo que  no hay fraude y la partida debería estar presupuestada. Por ese motivo, que el Govern se haya descolgado ahora con que administrativamente no existe fórmula legal para pagar estas facturas suena a argumento para ahorrarse esta suma. Las agencias no son entidades bancarias aunque actúen como tales en este caso. La solución solo está en manos del Govern. Debe pagar.