La tenemos

El nuevo escenario del fútbol insular, como se preveía tras el tsunami devastador del pasado año -desaparición del Sporting y descensos de Ferreries y Alaior- tenía que revitalizar a la segunda categoría insular y lo ha hecho. La Regional Preferente ha ganado un protagonismo merecido por razones obvias, incrementado en las últimas semanas con el reagrupamiento en la cima clasificatoria que otorga opciones de triunfo final a un ramillete de hasta cinco equipos. Lo nunca visto.

Queríamos un campeonato de Liga competido y abierto, y ahí lo tenemos como continuación de una Copa que fue no menos apasionante. Visto el equilibrio, el tramo final de la competición se presenta goloso para la afición. Disfrutemos todos de él.

Leave a Reply