Temporada

Asumida la situación con la que el Club Volei Ciutadella afrontó la permanencia en la categoría tras el terreno minado que tuvo que atravesar durante el largo verano anterior, cualquier balance final que mantenga al primer equipo en la Superliga siempre será positivo.

No se inquiete, por tanto, el técnico Bep Llorens por las interpretaciones que ocasionó su lógico aunque colérico discurso del pasado sábado tras la sonrojante derrota en el feudo del colista, ni tampoco por las valoraciones que desprende el rumbo final de la temporada que, en todo caso, habrá sido correcta.

Con tres, o incluso, cuatro equipos muy por debajo del resto, el Valeriano Allés ha tenido la permanencia asegurada desde la primera jornada. Ese objetivo mínimo dejó de serlo, por tanto, al comprobar el nivel de estos rivales. Así lo entendió el propio Llorens y sus jugadoras que son especialistas en la materia a poco de iniciarse el campeonato. La capitana, Esther Marqués, llegó a situar la meta en la tercera plaza, al tiempo que las otras líderes del plantel han elevado el listón de los objetivos muy por encima de la sexta plaza actual, desvirtuada por la última derrota que nunca debió producirse. ¿Se equivocaban?, quizás sí.

En la particular Liga ante Murcia, Barça y Ecay, equipos ante los que puede, cuanto menos, competir e incluso derrotar si juega a su máximo rendimiento, el Valeriano Allés marcha último porque ha fallado lamentablemente ante el Aguere y no ha podido con el Murcia. Ganar al Barça y al Ecay endulzaría este fin de temporada que ha empezado a terminarse demasiado pronto.

Leave a Reply