Archive for Febrero, 2013

Temporada

Jueves, Febrero 28th, 2013

Asumida la situación con la que el Club Volei Ciutadella afrontó la permanencia en la categoría tras el terreno minado que tuvo que atravesar durante el largo verano anterior, cualquier balance final que mantenga al primer equipo en la Superliga siempre será positivo.

No se inquiete, por tanto, el técnico Bep Llorens por las interpretaciones que ocasionó su lógico aunque colérico discurso del pasado sábado tras la sonrojante derrota en el feudo del colista, ni tampoco por las valoraciones que desprende el rumbo final de la temporada que, en todo caso, habrá sido correcta.

Con tres, o incluso, cuatro equipos muy por debajo del resto, el Valeriano Allés ha tenido la permanencia asegurada desde la primera jornada. Ese objetivo mínimo dejó de serlo, por tanto, al comprobar el nivel de estos rivales. Así lo entendió el propio Llorens y sus jugadoras que son especialistas en la materia a poco de iniciarse el campeonato. La capitana, Esther Marqués, llegó a situar la meta en la tercera plaza, al tiempo que las otras líderes del plantel han elevado el listón de los objetivos muy por encima de la sexta plaza actual, desvirtuada por la última derrota que nunca debió producirse. ¿Se equivocaban?, quizás sí.

En la particular Liga ante Murcia, Barça y Ecay, equipos ante los que puede, cuanto menos, competir e incluso derrotar si juega a su máximo rendimiento, el Valeriano Allés marcha último porque ha fallado lamentablemente ante el Aguere y no ha podido con el Murcia. Ganar al Barça y al Ecay endulzaría este fin de temporada que ha empezado a terminarse demasiado pronto.

El Pavelló Menorca

Sábado, Febrero 23rd, 2013

El Pavelló Menorca fue en su día, hace casi ocho años, el resultado de un trío de conveniencia entre las tres instituciones que hizo posible su construcción en tiempo récord. Habían transcurrido apenas tres meses desde el histórico ascenso del Menorca Bàsquet a la ACB cuando la zona de Bintaufa se vio completada con la mayor instalación deportiva de la Isla que, a partir de entonces, fue el marco de sesiones de baloncesto inolvidables durante las cuatro temporadas ininterrumpidas en la ACB hasta el primer y traumático descenso.

Fue un polideportivo, aparentemente provisional, por la celeridad con la que tuvo que levantarse. Gradas tubulares y espacios comunes asentados sobre bases y paredes desmontables caracterizaron un pabellón que, en todo caso, se convirtió en la joya de las instalaciones menorquinas por su capacidad para 5.000 personas y sus enormes dimensiones en un territorio insular habituado a otro tipo de centros deportivos en los que primaban más la comodidad para la práctica del deporte que  la del espectador. En suma, un orgullo para Menorca y los  menorquines volcados aquellos años con el fenómeno social en que se convirtió aquél equipo que trajo a la Isla el mayor espectáculo deportivo jamás visto por estos lares.

Sin embargo, el fatal desenlace del Menorca Bàsquet, aún cuando ya la mitad de la afición había desertado, ha dejado un problema sobre la mesa del consorcio propietario del pabellón. Ahora resulta que además de su carácter provisional la rapidez con la que se construyó permitió la laxitud institucional para proporcionarle las licencias oportunas con las que desarrollar las actividades que dieran sentido a su nombre (Pavelló Multifuncional). Su legalización, lenta y farragosa por las trabas burocráticas, contribuye aún siete meses después de su cierre, a que continúe sin salir a concurso público y, por tanto, cerrado sin ningún tipo de uso porque su coste impide cualquier otra apertura puntual. Una pena.

Control de alcoholemia

Viernes, Febrero 15th, 2013

Definitivamente no existen controles de alcoholemia en el Congreso de los Diputados o bien la magnanimidad del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, para con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no tiene límites. Al mismo tiempo que en el exterior del Congreso un grupo de activistas protestaba anteayer contra los desahucios, Draghi, que había disertado ante la Cámara en una intervención exclusiva para los parlamentarios y censurada para su retransmisión pública, capoteaba al líder del Ejecutivo español proclamando que sus reformas económicas han comenzado a dar resultados. “Si observamos los progresos alcanzados por ustedes, tienen que felicitarse por ello”, señaló Draghi en su comparecencia posterior aunque tuvo la delicadeza de admitir que las mejoras no han calado en la sociedad.

Para el ciudadano de a pie, los progresos a los que se refiere la máxima autoridad de la banca europea, si realmente lo son, aparecen inversamente proporcionales a los constantes recortes en lo que antes entendíamos por el estado del bienestar. La angustia por el futuro, el trauma por el incierto empleo, y la convivencia con una tensión cotidiana difícil de sobrellevar mientras se constata que la corrupción no tiene fin.

Si los indicadores de la macroeconomía observan tendencias mínimamente alcistas, que en todo caso no se advierten a corto plazo, bienvenidos sean. En algún momento debe remontar esta situación desesperada. El problema, no obstante, son las víctimas que se quedan en el camino y eso, debería saberlo Draghi, sí ha calado en la sociedad española.

Decepción puntual o no

Viernes, Febrero 15th, 2013

Es una decepción, puntual o definitiva -el tiempo dirá- el desplome de los representantes menorquines de la Tercera División de fútbol, prácticamente desde que entraran en el nuevo año.

Mercadal y Penya Ciutadella ofrecen una estadística paupérrima en los últimos dos meses de la competición que ha saboteado su marcha excelsa en la primera vuelta, especialmente la del recién ascendido considerando que se mantuvo durante la mayor parte de ella en las posiciones de play off.

El bajón es evidente aunque sus dos técnicos atesoran una experiencia suficiente como para detectar el problema, evaluar el diagnóstico y aplicar un tratamiento que revitalice a sus respectivos grupos.

Quizás, como decía Yeray, las expectativas crecieron en exceso a medida que ambos coleccionaban resultados notables. Nadie puede dudar, en todo caso, que las dos plantillas reúnen solvencia y calidad suficientes como para que la permanencia acabe siendo sea un logro muy menor. Unos y otros aprovecharon la caída del fútbol insular -Sporting, Alaior y Ferreries- para mejorar sus vestuarios con lo mejorcito que ofrecía el mercado salvo casos excepcionales. Por tanto, unos y otros, también, tienen claro que se espera más de ellos de aquí en adelante y están a tiempo de lograrlo.

Hablar semana a semana de arbitrajes adversos, que seguro han existido y existirán no parece un camino que, a la larga, tenga el final apropiado, entre otras cosas porque ambos no han dado la verdadera talla en partidos y campos en los que tenían que haber impuesto su superioridad. Sí lo es el ansia de superación, la exigencia y el deseo de demostrar que la Tercera División menorquina está en buenas manos en Son Marçal y Sant Martí, después de años de carestía que acabaron con los dos descensos conocidos.

El único camino

Viernes, Febrero 8th, 2013

No es excesivamente frecuente que un partido precise 17 tarjetas, aunque conociendo el vigor, a veces mal administrado, de villacarlinos y ferrerienses tampoco debería considerarse como una cifra imposible.

En todo caso la actuación cuestionable de Mohamed Ouali el sábado en Es Castell, según todas las versiones, multiplicada por la volcánica reacción del presidente local, Florencio Conde, ha desempolvado el viejo debate de la capacidad de los árbitros menorquines, el comportamiento de los jugadores y la actitud de determinadas aficiones, más allá de la fama que pueda haberse granjeado la del club villacarlino.

Cada uno de los estamentos defenderá su posición y culpará al de al lado, como suele suceder. Seguro que los árbitros deben mejorar su preparación porque están obligados a hacerlo para ejercer su cometido de la manera más correcta posible. Pero el camino para desterrar reacciones agresivas y coléricas, dentro y fuera del camp solo tiene un sentido y es el que marca el de la educación, tanto en los futbolistas, de pequeños a mayores, como en los propios árbitr os, directivos y aficionados un valor innegociable que debería exigirse en cada club con tanta trascendencia como el aprendizaje de este inigualable deporte.