Archive for Enero, 2013

Sporting, un año sin fútbol

Miércoles, Enero 30th, 2013

Un año exacto se cumplió ya anteayer desde que el Sporting Mahonés disputó su último encuentro oficial. Fue el 22 de febrero de 2012 cuando los últimos jugadores que aguantaron sin cobrar hasta el final del penoso desenlace dieron la cara como pudieron en el Estadio Narcís Sala de Sant Andreu, junto al grupo de juveniles que completaron la alineación. El 6-0 con el que concluyó el encuentro de la Segunda División B es el resultado postrero que adorna la insigne historia del Sporting Mahonés emborronada por una gestión preñada de errores que le condujeron a su retirada del campeonato y a su virtual desaparición.

Las lágrimas recorrieron los rostros de algunos de aquellos futbolistas como también surcaron las arrugas de no pocos aficionados, sportinguistas de pro, fieles a la idea con la que se concibió el club en 1974, que asistieron desde la distancia al epílogo de su equipo.
Solo, sin el presidente que le había conducido a la gloria del segundo ascenso pero también  al derribo de su vergonzoso desalojo de la competición, ni tampoco directivos en el palco ni en las gradas, el Sporting escenificó su defunción de la manera más triste aunque los jugadores recibieron el aplauso de la afición catalana conocedora del triste desenlace.

Por primera vez desde que en 1974 alumbrara su existencia el Sporting Mahonés se quedó sin fútbol y ya han transcurrido 367 días sin que se haya vuelto a jugar un partido más en el vetusto campo Municipal Mahonés. En esta larga travesía del desierto, que se puede prolongar años si la Federación Española no se aviene a negociar o perdonar la deuda acumulada por el club, se produjo una fallida moción de censura, un proceso electoral marcado por la interpretación escrupulosa de los estatutos y una dimisión posterior como consecuencia de la batalla entre los directivos dimitidos y los que continuaban encabezados por Paco Segarra. Consiguió el promotor catalán resultar reelegido en la asamblea más fría que se recuerda, sin apenas participación ni más candidaturas tras haber desactivado la moción de censura en su contra.

Sin embargo, el contraataque de Miquel Sintes, fundamentalmente, junto a Pedro Lozano y compañía fue promocionar al Sporting Illa de Menorca, club formado a partir de la entidad nodriza y solicitar el uso del campo anexo. Esta división, en la que se vio involuntariamente integrado el Ayuntamiento de Maó, acabó son Segarra y sus directivos que abandonaron los cargos el pasado 20 de junio cuando habían asegurado que disponían de un plan certero para conseguir la subsistencia, e incluso contaban con la permisividad de la Federación Balear para poder inscribir un equipo en Tercera División o en la Regional Preferente.

Segarra, en la asamblea extraordinaria que convocó en el propio consistorio, defendió que había diseñado un plan de viabilidad que aseguraba la continuidad del club. Sin embargo, la negativa a compartir instalaciones y el temor a que la cantera se inscribiera en el Illa de Menorca llevó al presidente y sus compañeros, agotados ya por el contraataque de Sintes y compañía, a presentar la dimisión tras un cruce de acusaciones poco edificantes.
El vacío de poder hizo presumir la desaparición de la entidad, pero el empuje de dirigentes históricos, con José Bonet al frente, propició la formación de una gestora que finalmente dio paso a la directiva presidida por Fernando Osuna. La colaboración del estamento federativo posibilitó que, al menos, el club pudiera inscribir a un equipo en competición, el juvenil, que es el único con el que cuenta en la actualidad.

El futuro no está más claro hoy que hace 365 días. La deuda acumulada, que según algunos sectores vinculados al club rondaría los 800.000 euros contando los pagos a Hacienda y a la Seguridad Social, sabotean las intenciones de sacar un plantel senior la próxima temporada porque la Federación Española difícilmente lo autorizará. Tanto es así que en la propia junta presidida por Fernando Osuna ya ha elucubrado con la opción de someter a la aprobación de la asamblea de socios la disolución del club o su hibernación y la creación de otro más con un nombre similar que permita inscribir a un equipo en Regional. Hasta entonces el Sporting Mahonés como tal seguirá  sin fútbol de categoría senior.

Un dirigente singular

Miércoles, Enero 30th, 2013

Pérdida irreparable la que ha sufrido el deporte insular, en su estamento directivo, esta semana debido al trágico fallecimiento de Joan ‘Pipo’ Mascaró. Aún en el crepúsculo de su constante vinculación existencial al mundo del deporte había aceptado ostentar la máxima representatividad de la nueva Associació Històrica del Fútbol Menorquí. Una elección idónea para tender puentes institucionales y recibir la colaboración que precisa este minucioso proyecto.

Pero no tenía porqué haber sido éste su último servicio al que fue su otro mundo durante los 67 años que vivió entre nosotros. ¿Quién sabe si las circunstancias no le habrían deparado una cuarta etapa al frente de ‘su’ CE Ferreries que llego a presidir en tres ocasiones.

Con Joan Mascaró desaparece un entusiasta del fútbol, un dirigente singular, de ideas claras, muy crítico en ocasiones con el estamento federativo, que marcó una época en la entidad azulgrana a la que dirigió con determinación y acierto sin gravar su economía en ningún caso.

Aficionado confeso del Real Madrid, ‘Pipo’ era un tertuliano sereno que sabía aguardar el momento preciso de la conversación para verter su tesis y defenderla con criterio y argumentos, en muchos casos, difíciles de refutar por los conocimientos y experiencia acumulados durante su larga gestión.

El fútbol, principalmente, está de luto y por eso su memoria se ha evocado este fin de semana en los campos de fútbol de Menorca en los que tantas horas pasó el recordado dirigente. Pipo fue, por lo general, respetuoso con los clubes próximos y, especialmente recto en los compromisos que contrajo con las decenas y decenas de jugadores a los que supo convencer para sus tres proyectos en el Ferreries. No es de extrañar, por tanto, que ese mismo fútbol representado por todos, le diera el sábado su triste despedida.

Ryanair, sí

Miércoles, Enero 30th, 2013

Si hace apenas unos meses algún optimista recalcitrante hubiera anunciado que en el futuro podríamos ir y venir de Barcelona en avión abonando menos de 20 euros le habríamos tildado de iluso alocado.

La realidad supera el pasaje onírico de plantarse en la Península a un precio asequible para cualquier bolsillo. El que suscribe viaja este próximo fin de semana a Barcelona -ida y vuelta- abonando 7,5 euros, es decir, un precio de auténtica locura. El próximo mes repetiré desplazamiento al mismo destino aunque el precio se ‘incrementa’ hasta los 13,5 euros. No es ciencia ficción, es veraz.

La denostada compañía irlandesa, Ryanair, es la responsable de estos precios de broma que parecen salidos de un juego infantil y ya es hora que Menorca, por la parte que nos ocupa, reconozca esta bonanza. No es ese el coste habitual de los enlaces con la capital catalana, claro está, pero en todo caso, las tarifas cotidianas de esta compañía son, con diferencia, las más económicas de las que nunca hemos disfrutado en la Isla.

En contra de los que critican las carencias de la aerolínea propiedad del excéntrico Michael O’Leary, habrá que admitir que su propuesta tiene más ventajas que inconvenientes para quienes vivimos en la Isla. ¿Que obligan a sacar la tarjeta de embarque online?, ¿que transportar una maleta tiene un coste añadido que puede superar el del propio billete?, ¿que son estrictos con las dimensiones del único equipaje de viaje permitido en cabina? ¿qué tratan de incrementar ingresos con ventas dentro de la nave?… bueno ¿dónde está el problema? Quedémonos con lo positivo y dejemos de quejarnos, es decir, precios asequibles, especialmente si planificas la salida con tiempo, siempre que cumplas sus condiciones. Yo lo prefiero.

El Menorca y su momento

Domingo, Enero 13th, 2013

Se agradece la osadía de un entrenador cuando es capaz de publicitar sus objetivos sin abrir el paraguas tan propio de este gremio en previsión de que lleguen mal dadas. Así es Juan Romero, que fuera un notable centrocampista de buen manejo de balón, ahora convertido en técnico racional pero inquieto, ambicioso y de nuevos métodos tras haber conseguido la titulación nacional. Está en buenas manos el CD Menorca, tanto en su cúpula regente donde Ángel Río traslada conocimientos, sentido común y experiencia en la gestión, como en sus banquillos estandarte.

La coyuntura de este estrenado 2013 sitúa al veterano club mahonés en el vértice de las mejores expectativas, más allá de que el juvenil sude sangre para conseguir la permanencia en la División de Honor. El equipo Regional es campeón de la Copa y transita todavía invicto por ambos campeonatos. El levante insular está huérfano de categoría nacional senior y el Menorca de Juan Romero asume el reto de completar el vacío existente tras la enajenación del Sporting Mahonés y el descenso del CE Alaior.

Esmerado en el trato a la cantera y ahora en posesión de unas instalaciones modernas y adecuadas, quizás ha llegado el momento de que el Menorca gane protagonismo también entre los grandes.