Buena idea, mal momento

Al final las buenas intenciones, los deseos de rearmar otro proyecto para que Menorca volviera a contar con baloncesto profesional ya la próxima temporada han quedado en eso, en buenas intenciones, aderezadas quizás, con la constatación de que existen personas dispuestas a dar un paso adelante cuando la coyuntura lo posibilite.

No era una mala idea la surgida entre exdirectivos del CB La Salle y el expresidente del Menorca por la experiencia de unos y de otro en la Adecco Oro. Pero, muy probablemente, tampoco puede considerarse éste el momento adecuado, ni siquiera cuando finalice la temporada para emprender una nueva aventura basada, exclusivamente en el entusiasmo y en la experiencia. Todo lo contrario por mucho que existan casos similares que sí han fructificado en otros puntos de la geografía nacional.

Existen demasiadas heridas abiertas. Ni siquiera se ha procedido todavía a la disolución definitiva del Menorca Bàsquet, y en cualquiera de las circunstancias hubiera sido imposible evitar que se relacionara al club que fue con el que pretendía ser. La vinculación entre el Menorca Bàsquet y La Salle Mahón no se puede discutir porque el primero fue una prolongación del segundo.

En todo caso, dicho por ellos, por entrenadores y otros ejecutivos que han pasado por el extinto Menorca Bàsquet, está sobradamente demostrado que la Isla reúne argumentos más que suficientes para disponer de un club que la represente en el baloncesto profesional, entendiendo como tal, la Adecco Oro, o quizás para comenzar desde abajo, la Adecco Plata.

Es preciso, no obstante, que se cumpla un plazo razonable de tiempo, quizás a dos o tres años vista, que mejore la coyuntura económica global y que hayan ganas y empuje. Si una vez se hizo, puede repetirse.

Leave a Reply