Archive for mayo, 2012

Un ‘marrón’ para el Govern

lunes, mayo 21st, 2012

AJosé Ramón Bauzá, Carlos Delgado y Javier Morente, presidente, conseller y director general de Deportes del Govern Balear, respectivamente, les puede caer encima lo que se viene a llamar un auténtico ‘marrón’. Y es que el Menorca Bàsquet vuelve a golpear a las puertas de la Liga ACB después de su nueva exhibición este fin de semana en tierras navarras.

Que un club del archipiélago tenga la opción de volver a la Liga más importante de Europa son palabras mayores. La historia no refleja que se hayan producido renuncias en el pasado de los equipos que consiguieron el ansiado ascenso.

Cierto que las circunstancias actuales dificultan el desembolso público para los clubes de élite. Pero el Menorca Bàsquet tiene otra dimensión singular, que no  admite comparación en Balears. Si llega el ascenso Bauzá, Delgado y Morente tendrán un problema sobre la mesa. Porque difícil sería proporcionar el respaldo económico que precisaría el Menorca para regresar a la ACB, pero tanto o más complicado le resultaría al ejecutivo explicar que no puede hacerlo obligando a la SAD a renunciar al ascenso.

Hay soluciones como, por ejemplo, recortar una parte del capital que se llevan las grandes instalaciones del Govern ubicadas en Palma  y concedérsela a un club balear que estará otra vez junto a la aristocracia del baloncesto español. En su defecto, el Ejecutivo debe tener mecanismos para socorrer al club en la búsqueda de un patrocinador.

Por encima de los errores de gestión que hayan cometido los dirigentes de la SAD, que han sido muchos, resulta obvio que acumulan un éxito deportivo plausible como prueba la presencia ininterrumpida del equipo bien en la ACB o bien en la vanguardia de la Adecco Oro. Otro play off se juega ya en los despachos y el Menorca Bàsquet tiene la culpa.

Mercadal, misión cumplida

miércoles, mayo 16th, 2012

El domingo por la tarde, cuando el colegiado Albiol González daba los pitidos reglamentarios que señalaban el final del Mercadal-Santanyí, último partido de la temporada 2011-2012, un comentario unánime se mezclaba con la ovación que resumía la satisfacción de los aficionados: “Objetivo cumplido. Calificación: Notable”.  Fue el merecido respaldo para el trabajo de una plantilla, mezcla de veteranos y jóvenes, totalmente entregada a la filosofía de un club serio, austero y cumplidor, a la experta dirección de Yeray Rodríguez que ha sabido encauzar esfuerzos, dosificar fuerzas e inculcar ambición, a una directiva joven, activa y responsable que sabe hasta  donde llegar para no estirar más el brazo que la manga. Y, créanme, no hagan caso a quienes intentan devaluar  estos méritos insinuando que “podrían haber aspirado a más”.

¿Aspirar a más? Constancia, Binissalem, Llosetense, Montuïri, S. Rafael, Peña Deportiva y Santanyí eran desde un principio superiores en calidad y presupuesto, así que quedaba una corta horquilla entre el octavo y el décimo puesto para disputarlos a Campos y Poblense, ilustres veteranos en estas lides. Y ahí ha estado la opción del Mercadal, para finalmente quedar en el preciso y dignísimo ecuador de la tabla, con los mismos puntos que el año anterior, con una plantilla en la que desde un principio faltaban tres puntales de la temporada pasada tan difícilmente reemplazables como Mario Mora, Berto Vaquero e Igor López. Con una pretemporada en la que se ganó por primera vez el trofeo Illa de Menorca. Y reduciendo un 38 % del presupuesto para la plantilla y un 10 % del total. Y siendo por tercer año consecutivo el mejor equipo menorquín de Tercera, y el único que esta temporada  ha salvado (holgadamente) la categoría. ¿Se le podía pedir más al CE. Mercadal? Juzguen ustedes, pero yo creo honradamente que no.

La grandeza del fútbol

lunes, mayo 14th, 2012

Lástima que uno de los dos equipos acabara con el amargo sabor inmediato que deja la derrota. Ese fue el desenlace cruel que acompañó al Penya Ciutadella juvenil ante el CD Menorca en la magnífica sesión de fútbol matinal orquestada ayer en el nuevo Estadi Maonès en el que había, quizás, demasiado en juego. El partido, mediatizado  por la ansiedad de los jóvenes en función de la trascendencia de los puntos, revalorizó el demacrado fútbol de la Isla por el espíritu competitivo expuesto por ambos conjuntos y el ambiente pasional que se vivió en las pobladas gradas de esta cómoda instalación. La puesta en escena, el fútbol en estado puro que brindaron estos adolescentes bien instruidos por dos técnicos de postín, Luis Vidal y Tóbal Tudurí, permitió evocar otras manifestaciones similares, tristemente desaparecidas en la Isla muchos años atrás.

La grandeza de este deporte concedió el triunfo al Menorca y con él un pedazo enorme de posibilidades para que pueda obtener el ascenso a la División de Honor, un logro que merece por su inmensa temporada. Ayer, sin embargo, un contraataque en el epílogo del partido desniveló la igualada que habría sido un resultado inútil para los dos mejores equipos de la Isla en su pelea frontal por el ascenso con permiso de los mallorquines. El tanteo definitivo no ajustició un encuentro que nunca mereció perder el cuadro de Ciutadella. Jugó más y mejor que su rival, especialmente en el segundo tiempo, después de sobreponerse al tanto encajado a través de una pena máxima decretada por uno de los auxiliares que restó brilló al buen arbitraje de Pau Carbonell. Es ahí donde reside el embrujo del bien llamado deporte rey, en el matiz que rompe la lógica y lo hace imprevisible. Aquellos que mantenemos el romance eterno con el fútbol agradecemos a todos los protagonistas de ayer su esfuerzo y el ejemplo de deportividad que dieron tras el pitido final.

La teoría de Berrocal

lunes, mayo 7th, 2012

Pues Josep Maria Berrocal tiene ahora ante sí la inmejorable ocasión de dar pábulo a su teoría, aquella que defiende desde que su equipo comenzó a dejar escapar la segunda plaza de la Fase regular. Dijo entonces el entrenador catalán que el factor pista no era decisivo, que sus hombres podían perder en casa como ganar fuera.

Por el momento, lamentablemente, su equipo ha cumplido la primera parte de la teoría en este primer play off de cuartos de final por el ascenso a la ACB frente al Breogán de Lugo. El conjunto gallego volteó el viernes  la eliminatoria y ahora tiene la posibilidad de arrinconar al Menorca frente a su propia afición en el Pazo Provincial dos Deportes de Lugo.

Pocas balas en la recámara le restan al Menorca aunque ayer recuperó un buen pedazo de crédito con su portentosa actuación en el segundo round de esta serie. Lo sabe Berrocal que ayer exhibió un necesario optimismo para encarar la salida a Lugo.

Hace dos años el conjunto, entonces dirigido por Paco Olmos, viajó al mismo lugar con los dos partidos ganados en Maó. Perdió el primero allí pero ganó el segundo y se plantó en la semifinal ante La Laguna.

La mayoría de sus últimas salidas en la fase regular las ha saldado el Menorca con derrotas y el equipo no ha logrado trasmitir el mismo carácter que tenía aquél del último ascenso aunque ayer sí ofreciera una versión correosa y altamente competitiva. A esa puesta en escena debemos agarrarnos para creer que la serie volverá a Menorca, como mal menor, considerando además, el ambiente hostil con el que deberá convivir el plantel en tierras gallegas.

El equipo debe dar un paso al frente para hacer buena la teoría de su entrenador. “El factor pista no es definitivo”. Que juegue y lo demuestre el próximo viernes y domingo en territorio gallego.