Archive for marzo, 2011

¿No podía hacerse algo más?

martes, marzo 22nd, 2011

Hace tiempo –para el que suscribe, justo desde la derrota en Maó frente al Meridiano Alicante– que el Menorca Bàsquet es carne de LEB. Los cálculos matemáticos le mantendrán en la Liga algunas jornadas más pero su fecha de caducidad aparece impresa en su camiseta. Lo saben todos, desde la zona noble del Pavelló hasta la calle, por más que recurran a los tópicos propios pero nada fundamentados.

El descenso no deja de ser la consecuencia de la escasa competitividad que registra estre grupo de buenos profesionales conducidos por un técnico válido que observa un compromiso intachable con la situación que le rodea sin una sola salida de tono más que su reciente crítica al entorno. Quizás en su debe haya que computar que no levantara la voz mucho antes.

No hay que rasgarse las vestiduras por haber tomado, de inmediato, el camino del regreso a la categoría inferior que era el que realmente le correspondía a este equipo desde su formación. Son Oriol Humet y el propio Olmos, de acuerdo con el presidente, Benito Reynés, los únicos que sabrán si podía haberse construido un plantel más fiable aún con los mínimos recursos a su disposición, una cuestión asumida por todos. Y, en todo caso, correspondía al director general, primer ejecutivo de la entidad, sugerir y promover cuantas medidas hubiesen sido pertinentes para evitar esta descorazonadora realidad.

¿No podía haberse hecho algo más?, se pregunta la resignada afición. Y es que al final de esta temporada que no pasará a la historia precisamente por cuestiones positivas y, salvo sorpresa, supondrá el fin del ciclo Olmos en la Isla, resultará que tanto los propósitos deportivos como los económicos -léase el fracaso en la ampliación de capital o la ausencia de patrocinadores que eleven el poder adquisitivo de la entidad- han quedado lejos de cubrirse. O sea que, desde cualquier perspectiva, el curso tiende a arrojar un saldo lamentablemente negativo porque ni se ha cubierto la recapitalización ni tampoco el equipo ha mostrado el nivel necesario como para evitar un rastro de derrotas sin parangón (nueve consecutivas y sólo una victoria en los últimos dieciseis partidos).

Eso sí, cuanto menos, el equipo aún está en condiciones de asear su campeonato sumando algún triunfo más por propio orgullo y porque la afición, comprensiva, lo merece. De otro modo este Menorca 2010-11 va a pasar a la historia con el dudoso honor de ser el acumulador de más registros negativos en la joven existencia de la entidad en la ACB.

Sporting, contradicciones

lunes, marzo 21st, 2011

La semana del anuncio más esperado por el sportinguismo ha coincidido, lamentablemente, con el desplome del equipo en el terreno de juego y otro efecto colateral más a causa de la falta de liquidez en la entidad que preside Paco Segarra. El impago de los alquileres en las viviendas de los jugadores ya le ha originado la pérdida de una demanda judicial a la que pueden seguir otras mientras persisten los atrasos en las nóminas de la plantilla aunque el mandatario catalán haya comprometido su palabra para que al término de la temporada la deuda quede saldada.

La coyuntura, por tanto, no ofrece más datos para el positivismo que la inminente construcción de un campo adecuado a los nuevos tiempos que compensará, por fin, el agravio comparativo en el que incurría el ayuntamiento de Maó con el club que más ha paseado su nombre en el ámbito balear y nacional los últimos 20 años.

Esta necesaria infraestructura para el sportinguismo ahora que su fútbol base tiende a consolidarse tropieza, sin embargo, con el devenir del primer equipo. La pérdida progresiva de jugadores, algunas por bajas voluntarias y otras por sucesivas lesiones, y aunque sea de manera inconsciente, quizás, ese mismo retraso en el cobro de las mensualidades pendientes, han deteriorado la química del grupo y, por tanto, puesto en entredicho el papel de su entrenador, Joan Esteva, artífice directo del ascenso y la permanencia en esta categoría. Seis derrotas consecutivas -seis-, la última sonrojante frente al desahuciado colista en Maó por un resultado escandaloso (0-3) han encendido obligatoriamente todas las alarmas. No puede descender el Sporting por deméritos deportivos a causa de un derrumbe como el que mal soporta en los dos últimos meses. Lo sabe Segarra, sus históricos directivos y la afición escasa pero fiel que ahora vuelve a soñar con crecer en número a partir de un nuevo campo moderno y cómodo. Sería triste inaugurarlo en Tercera.

Espectáculo con sillas vacías

lunes, marzo 14th, 2011

Poco más del canto de un duro faltó para que el Menorca Bàsquet ofreciera una alegría oportunísima al entristecido entorno en el que se mueve la sociedad insular. No corren buenos tiempos, y que un equipo de la tierra hubiese sido capaz de arrodillar al rey del baloncesto europeo en Maó habría supuesto un subidón de adrenalina ideal para encarar el gris porvenir que aparece por delante.

Fue, posiblemente, la mejor puesta en escena del equipo de Paco Olmos que jugó sin presión y supo apurar al campeón, cuyo error fue proponer un partido ante el colista y no un partido de baloncesto de tú a tú. Solo el arreón final

La entrada más floja. Aunque parecía impensable, fue el partido con menos aficionados en las gradas.

fundamentado en su desbordante calidad le permitió evitar un susto descomunal.

“Disfrutemos del baloncesto” rezaba la pancarta quincenal de la Penya Forera. Una buena propuesta para convivir con la situación hasta el final del campeonato suceda lo que suceda. Y así fue. Lástima que la rebosante actuación menorquinista coincidiera con la peor entrada de la temporada. ¡Quién habría previsto tantísimos huecos en la grada ante el Barça cuando se consumó el regreso a la ACB!. Nadie. La corriente pesimista que ha enojado al entrenador, Paco Olmos, reflejo del rastro de derrotas que deja el equipo y su posición en la tabla, unidas a la obligación de pasar por taquilla, provocó el insospechado aspecto de Bintaufa en la cita más esperada de la Liga. Sería conveniente que los responsables del club meditaran un poco más la decisión de hacer pagar a los abonados en un partido como éste en función de la marcha del equipo. El resultado fue decepcionante.

Pero quienes acudieron disfrutaron. Vaya si disfrutaron. Aplausos al equipo en su aparición y en su retirada. Rostros de cierta pesadumbre entre ejecutivos y dirigentes al comprobar la respuesta menor de la afición, y entusiasmo durante el encuentro porque la actuación, esta vez, no decepcionó a ninguno de los asistentes. Ni al reducido grupo de catalanes de la Penya Barcelonista Meritxell que ubicaron su bandera y la senyera independentista catalana en una de las esquinas del Pavelló.

La animación del simpático grupo de discapacitados y las ovaciones individuales y colectivas al equipo en los tiempos muertos y al final del partido coincidiendo con un triple sobre la bocina de Limonad, contribuyeron a crear una atmósfera olvidada.

Fue, en suma, una buena sesión matinal de las que le quedan al plantel y a la afición hasta el final del campeonato sea cual sea su destino final, ahora más que próximo al descenso. Mejor  no perderse ninguna más.

“¿Cómo están hoy los chicos del deporte?”

lunes, marzo 7th, 2011

No ha sido un buen fin de semana para laborar en el Diario. El fallecimiento del Padre Macián, no por esperado ha resultado menos doloroso para quien suscribe, después de haber compartido con él espacio, tiempo, trabajo y todas las ceremonias familiares –las más felices y también las más tristes– desde hace dos largas décadas.

No es que el ‘Pater’ tuviera un especial apego al mundo del deporte, pero su llegada a la redacción la acompañaba con una pregunta cortés dirigida a los redactores de esta sección: “¿Cómo están hoy los chicos del deporte?”, nos interrogaba. Y a su marcha decía aquello tan propio: “Que tengáis una buena guardia”, quizás por asociación con sus vínculos castrenses y médicos.

Recordamos sus vaticinios en los partidos de España en Mundiales y Eurocopas o en los más importantes de los equipos menorquines. La verdad es que no acertaba ninguno, pero nunca dudaba respecto a su pronóstico a pesar de nuestras risas.

La bondad presidió la vida de esta persona singular, irrepetible, que forma parte de la historia de esta casa como una vertiente más de su prolífica existencia. Inquieto, ávido de conocer la información de todos y de todo, y presto a intervenir en cualquier conversación porque siempre aportaba algún elemento novedoso, al ‘Pater’ le vamos a echar muchísimo de menos por su calidez, su generosidad y sus palabras reconfortantes en situaciones personales o generales más comprometidas. Será imposible olvidarlo, Pater. Hoy me siento más huérfano sin usted.

Sergi Enrich precisa jugar

martes, marzo 1st, 2011

La buena noticia es que aún hay tiempo para que Sergi Enrich pueda sanear la temporada. La mala noticia son los meses que ha perdido desde integrara la plantilla de Primera División del Mallorca el pasado verano, aunque su debut en la máxima categoría se remonte a un año atrás en Cornellà frente al Espanyol.

El joven delantero de Ciutadella ha regresado los dos últimos encuentros al filial que milita en la Segunda División B. Se trata, por doloroso que parezca, de una acertada decisión supuestamente propuesta por Vicente Engonga, entrenador del segundo equipo bermellón con la aprobación de Michael Laudrup.

Los hechos revelan que el ‘gran danés’ no profesa una suficiente querencia por nuestro representante en el fútbol de elite. Ha estado el Mallorca carente de delanteros por unas y otras circunstancias y Laudrup ha dejado a Enrich como tercera vía permitiendo que otros canteranos le adelantasen en su proyección. Cierto que Enrich ha tenido que lidiar con una incómoda lesión de la que se ha restablecido hace poco tiempo, pero de haber confiado en su fútbol, Laudrup le habría concedido más opciones en el último mes cuando apenas tenía efectivos en su línea de ataque.

Por eso, en ocasiones es bueno retroceder para avanzar, y salvo que la situación varíe de aquí al final de temporada, incluso después de su esperanzadora titularidad ante el Madrid en la primera jornada de esta Liga, parece más conveniente que Enrich acepte una cesión para poder regresar a lo grande si explota sus cualidades, que en el Mallorca, por ahora, mantiene estancadas. Todo, antes que caer en el más puro ostracismo por más que comparta vestuario y dinámica de un equipo de Primera División. Un jugador profesional, todavía en formación, crece en el césped, no en el banco o en la grada.