La semana del voleibol

Entramos hoy en la semana del voleibol por razones suficientemente explícitas. Un representante de la tierra, el Valeriano Allés Menorca Volei, primer equipo del CV Ciutadella, orgullo del deporte insular, recientemente proclamado por tercera vez Protagonista de la Vida Deportiva insular de 2010, acude a la disputa de la Copa de la Reina como candidato al triunfo.

Su imponente temporada hasta el momento, que le tiene acomodado en lo alto de la clasificación de la competición de la regularidad, con cierta distancia incluso respecto a sus perseguidores, y su avance sostenido en el campeonato europeo, la CEV Cup, le proporcionan esta condición inherente a su realidad actual. Se hace difícil, por no decir imposible, evocar cualquier otro campeonato de rango nacional de primer nivel en el que un equipo menorquín irrumpiera como rival a batir, como favorito número uno.

Sólo esta condición ya supone un hecho novedoso e indiscutiblemente relevante en el concierto insular que no hace si no reflejar el acierto de las decisiones adoptadas por los rectores de esta modélica entidad a lo largo de su existencia, una tras otra, hasta llegar a este insólito status.

En octubre, justo cuando arrancaba la temporada, titulábamos en este diario el suplemento de voleibol con un elocuente ‘Aquest any sí’, el mismo lema con el que muchos años atrás, los seguidores del Barça se autoestimulaban cada inicio de Liga después de la decepción del curso anterior. El CV Ciutadella –Valeriano Allés Menorca Volei– no decepciona nunca, pero no es menos cierto que esta campaña va camino de ser la suya.

Convivir con esta presión de la que felizmente el mismo equipo se ha rodeado, saber gestionarla y mantener su nivel de voleibol, serán las claves para que los títulos lleguen, por fin, a las vitrinas del club ciutadellenc. A por ellos.

Leave a Reply