Archive for diciembre, 2010

Valeriano, Menorca, España

martes, diciembre 21st, 2010

Además del tremendo partido que se marcó el Valeriano Allés Menorca Volei el pasado miércoles en Finlandia, donde obtuvo el pasaporte para los octavos de final de la CEV Cup silenciando el escaso entusiasmo de la afición nórdica, hubo dos detalles en ese cruce continental que merecen una especial atención por su trascendencia.

Muy posiblemente nada ni nadie sabía de Menorca en la ciudad finlandesa donde se jugó el partido –Salo–, a excepción de dirigentes, técnicos y jugadoras del LP Viesti Salo, el club que mordió el polvo ante las de Ciutadella. Pues bien, después de esta eliminatoria, con toda probabilidad al menos allí sabrán ubicar la isla balear en el mapa.

Un portal de la red, Laola1.tv ofreció el partido del miércoles en directo por lo que el juego excelso de las de Ciutadella pudo seguirse desde cualquier rincón del planeta. Esa retransmisión, nítida y con una realización detallista y acertada, permitió comprobar cómo en los créditos de la pantalla aparecía constantemente el nombre de Menorca junto al marcador variable del partido. En el plano abierto, además, aparecía colgada en una de las paredes posteriores del Pabellón la enorme bandera española junto a la finlandesa y la de la propia competición. Estos dos simples detalles –el nombre de Menorca en la pantalla, y de vez en cuando, la bandera española junto a la finlandesa– creaban una asociación lógica entre el nombre del club –en este caso, Menorca– y su procedencia –España–. ¿Cuánto podría valer esa publicidad internacional?

Es de suponer que el canal de internet en cuestión retransmitirá el resto de partidos que el Valeriano Allés juegue en Europa esta temporada –el próximo tendrá lugar en Alemania la segunda semana de enero–. Que tomen nota aquellos que deben valorar el peso promocional del primer club de voleibol del Archipiélago.

“El plat bonic s’ha trencat”

lunes, diciembre 13th, 2010

Cuando una circunstancia más o menos imprevista altera una programación entusiasta se dice en catalán que “el plat bonic s’ha trencat”. Aplicado al enésimo escándalo de dopaje en el deporte español de élite las dudas comienzan a romper ya no los platos más ornamentados de la vajilla nacional, sino que las sospechas, por inevitables, despiertan una confusión que nubla el estado triunfal en el que nos hallamos.

Marta Domínguez, icono del atletismo español, campeona del mundo de los 3.000 metros obstáculos, de imagen esforzada y combativa que evoca a la de su paisano palentino, aquel recordado Mariano Haro, fondista de los 70, aparece en el epicentro de esta trama oscura. Tenencia y tráfico de sustancias dopantes con ánimo de lucro, según dezlizaba ayer ‘El País’ apuntan a la culpabilidad de la mejor atleta española de todos los tiempos, y a la de otros atletas de primer nivel, aunque les asista la presunción de inocencia.

Más allá de los pirineos este nuevo brote corrupto da pábulo a las sospechas insinuadas desde hace años sobre la laxitud que impera en nuestro país en la lucha contra el dopaje. Alberto Contador, emperador del Tour de Francia, parece hoy más culpable que ayer tras esta nueva criba si la UCI no atiende sus alegaciones. Johan Mueleg, Gurpegi, ‘Chaba’ Jiménez, Igor Astarloa, Roberto Heras, Alejandro Valverde, Marga Fullana… todos ellos campeones y todos ellos condenados en su día por incurrir en este engaño que ensucia todos los valores de la práctica deportiva. En Francia, incluso, se ha llegado a relacionar a Rafa Nadal o Pau Gasol con el dopaje en insinuaciones sin fundamento. Es la manera de torpedear desde el país vecino la admiración, no exenta de envidia, que provoca el ciclo más extraordinario del deporte español a lo largo de la historia. Sin embargo, este ciclo está dejando demasiado rastro de sospechas.

Resulta cruel y perverso que la mentira de algunos deportistas, médicos o allegados sin escrúpulos sabotee la pureza de los otros hasta permitir que se cuestionen los resultados globales que han situado a España en la vanguardia mundial del deporte. Pero no es menos cierto que la única manera de fulminar la duda pasa porque el Gobierno endurezca la lucha contra el doping  y su legislación.

España no está detrás del telón de acero ni es un país que precise de la fama de sus deportistas para enaltecer regímenes dictatoriales como sucedía con los del bloque del Este o China en plena guerra fría, cuyos propios gobiernos alentaban cualquier artimaña que se tradujera en medallas.

En el territorio nacional hay método de trabajo, instalaciones y centros de alto rendimiento  para rentabilizar el talento desde los programas que arrancaron antes de Barcelona’92. A partir de ahí, llegar antes a la meta tiene que depender del esfuerzo personal. Sólo de eso.

Encrucijada en los fichajes

lunes, diciembre 6th, 2010

Actuaciones como la de ayer ante el CAI Zaragoza, enaltecen al equipo de Paco Olmos, refuerzan el papel de la afición como sexto hombre en Bintaufa, y permiten observar el futuro sin una urgencia apremiante. Esa es la verdad porque el balance a día de hoy resulta fantástico: cuatro triunfos en diez partidos en la temporada del retorno a la ACB.

Comprometida con la tarea encomendada esta plantilla se deja el corazón en cada intento y multiplica sus prestaciones a partir de un esfuerzo generoso aderezado con la sabia dirección de su entrenador y el efectivo trabajo que realizan sus ayudantes para preparar cada encuentro. Sólo así puede interpretarse su notable marcha hasta el momento en esta primera vuelta del campeonato.

Pero más allá de la clasificación actual aseada, la exigencia de la Liga y el largo trecho a recorrer recuperan al pensamiento generalizado en torno a las carencias de la plantilla. No hay un técnico, un directivo, un aficionado que no las advierta.

No es de extrañar, por tanto, que sobre la mesa de Oriol Humet, director general, se amontonen los ofrecimientos de agentes para colocar uno o dos jugadores de perímetro en la Isla. Ciorciari no puede mantener toda la Liga el ritmo tan agotador como efectivo que sigue desde el inicio, y resulta imprescindible disponer de un tirador que anote desde el perímetro porque no lo hay.

Fichar es una decisión compleja por dos razones: no hay recursos en pleno proceso de ampliación de capital, y Benito Reynés, presidente, ha proclamado que no habrá movimientos porque el club no puede acometerlos y el consejo no malgasta un euro. El debate está servido aunque aparezca y desaparezca cual río Guadiana a medida que broten los buenos y malos resultados. El tiempo, sin embargo, hará imprescindible reforzar al equipo.