El año del aniversario puede ser el de los títulos

Consumidas cinco jornadas de la Liga, es decir, prácticamente un cuarto del campeonato, el Club Voleibol Ciutadella todavía no ha encontrado un sólo equipo que le haya hecho frente más allá del actual campeón, el Jamper Aguere, a quien también batió a domicilio en la primera jornada. En cinco partidos, incluido el simulacro del último ante el Murcia, sólo ha cedido dos sets ante las tinerfeñas, pese a contar con la ausencia de una jugadora que se presumía determinante, Diana Sánchez.

No hay ningún motivo razonable que obligue a neutralizar la creencia cada vez más extendida, de que el Valeriano Allés es el candidato número uno al título de una Liga a la que, lástima, la Federación no consigue dotar de la seriedad  que precisaría para evitar episodios como el del sábado en Ciutadella ante el Murcia.

Cierto que el propio cuadro murciano y otros aspirantes deben progresar en sus prestaciones en la cancha. Pero los datos son irrefutables, tanto como la calidad del plantel construido por González y Llorens. Ambos han sabido navegar en las aguas de la crisis al amparo de la seriedad que proyecta el club en el exterior cuando una jugadora de primer nivel tiene que decidir si acepta una oferta u otra. Aquí sabe que cobrará.

O sea que la temporada del 25 aniversario de la ya histórica y laureada entidad de Ciutadella puede coincidir con el año de los títulos efectivos, la Copa o la Liga, por ejemplo. Sería el mejor tributo para un club de origen humilde en una práctica minoritaria, que ha alcanzado una cima insospechada

Leave a Reply