El sueño del complejo deportivo en Bintaufa

Después de un verano especialmente agitado, el Sporting Mahonés ha mantenido a sus categorías de base y equipo femenino en competición. A pesar de las manifestaciones públicas y las amenazas que parecían consumadas en las que el club anunciaba la retirada de sus equipos menores vista la lentitud en la tramitación del proyecto, finalmente ha prevalecido el interés de los practicantes del balompié para seguir adelante.

Fue, en su día, una reivindicación justa para que la trama burocráctica agilizara sus mecanismos que, en este caso, presentaban como cota difícil de salvar, la ejecución del proyecto por parte del propio club con la financiación pública.

En la última semana tanto el Consell de Menorca como el Ayuntamiento han dado un paso adelante más para liberar está situación que oprimía el crecimiento del gran déficit histórico del Sporting Mahonés: la existencia de una cantera propia.

Aunque los plazos todavía no están definidos y siempre se amplían, las últimas noticias permiten observar el futuro, a un año vista, con mayor optimismo.

El día que la zona deportiva de Bintaufa sea una realidad, pese a que se desarrollará en varias fases, el perfil del Sporting Mahonés cambiará. Un Estadio de fútbol, dos campos de entrenamiento, un edificio lineal con vestuarios, servicios públicos y comunes y tienda, entre otros, formarán el nuevo complejo sportinguista junto a una residencia para deportistas, pistas hípicas, escuela de equipación y centro de aguas… un sueño.

Leave a Reply