Archive for Septiembre, 2010

El sueño del complejo deportivo en Bintaufa

Lunes, Septiembre 27th, 2010

Después de un verano especialmente agitado, el Sporting Mahonés ha mantenido a sus categorías de base y equipo femenino en competición. A pesar de las manifestaciones públicas y las amenazas que parecían consumadas en las que el club anunciaba la retirada de sus equipos menores vista la lentitud en la tramitación del proyecto, finalmente ha prevalecido el interés de los practicantes del balompié para seguir adelante.

Fue, en su día, una reivindicación justa para que la trama burocráctica agilizara sus mecanismos que, en este caso, presentaban como cota difícil de salvar, la ejecución del proyecto por parte del propio club con la financiación pública.

En la última semana tanto el Consell de Menorca como el Ayuntamiento han dado un paso adelante más para liberar está situación que oprimía el crecimiento del gran déficit histórico del Sporting Mahonés: la existencia de una cantera propia.

Aunque los plazos todavía no están definidos y siempre se amplían, las últimas noticias permiten observar el futuro, a un año vista, con mayor optimismo.

El día que la zona deportiva de Bintaufa sea una realidad, pese a que se desarrollará en varias fases, el perfil del Sporting Mahonés cambiará. Un Estadio de fútbol, dos campos de entrenamiento, un edificio lineal con vestuarios, servicios públicos y comunes y tienda, entre otros, formarán el nuevo complejo sportinguista junto a una residencia para deportistas, pistas hípicas, escuela de equipación y centro de aguas… un sueño.

Yurca y Luci Fiol

Lunes, Septiembre 20th, 2010

Dos pérdidas irreparables y extremadamente sensibles durante la semana anterior han azotado a la sociedad menorquina que sigue el deporte con asiduidad. Y lo han hecho porque las dos personas que han abandonado este mundo habían dedicado buena parte de su existencia a la práctica y al fomento de varias disciplinas deportivas, siempre con  un  altruismo maravilloso que enriquecía su innata calidad humana. Juan Orfila ‘Yurca’ y Mari Luci Fiol fueron, por encima de cualquier otra consideración, dos buenas personas más empeñadas en dar que en recibir, en ayudar que en pedir y siempre, en sonreír antes que llorar, en poner al mal tiempo  buena cara.

El que suscribe tuvo la suerte de conocerlas a las dos. A Yurca, trabajando en los Astilleros Menorca un caluroso verano de principios de los 80, y a ‘na Luci’, un poco antes, cuando dirigía desde el puesto de base aquel equipo ganador de La Salle Alayor que reinó en el archipiélago, entrenado primero por su propio padre, Bernat, un hombre cálido, afable e íntegro, y más tarde, Arturo Pons, otro personaje con mayúsculas en la sociedad alaiorense.

Yurca fue la bondad personificada con una sensibilidad natural hacia los niños. Por eso tras colgar la bicicleta, una de sus grandes pasiones, con la que se hizo un nombre en el pelotón los 60 y 70, fue entrenador de fútbol de la OJE. No hay un solo mahonés a quien tuviera en sus equipos que no le recuerde con cariño.

En la época contemporánea, Yurca ha seguido extendiendo el bien desde cualquiera de sus implicaciones. Lo mismo que Mari Luci, obligada a pelear contra una enfermedad cruel que se la ha llevado tan joven. Todos los que tuvimos la fortuna de disfrutar de su compañía en un momento de su existencia nos quedamos con los recuerdos, convencidos de que allá arriba han ganado a dos seres fantásticos, los mismos que hemos perdido nosotros.

Ilusión y riesgo en la aventura del CF Norteño

Miércoles, Septiembre 15th, 2010

La ilusionante pero arriesgada aventura del CF Norteño en Tercera División transita por un inicio especialmente tortuoso.
Acumula el equipo de Pere Vadell tres partidos en los que no ha conseguido inaugurar su casilla de puntos, y lo que resulta más preocupante, la de goles a favor que contrarresten los siete que ya lleva encajados.
Novel en la categoría, con escasas referencias en la plantilla más allá del veterano Sampo o del meta Barceló, el Norteño está condenado a deambular por los bajos fondos de la categoría. Es la consecuencia natural de la modestia de sus recursos agravada por la premura con la que tuvo que confeccionar la plantilla tras su histórico ascenso a Tercera División cuando ya los jugadores menorquines habían acomodado su futuro en los otros tres clubes de la Isla.
Quizás sea el momento de recordar que la presencia del club de Fornells en Tercera División es un hecho insólito por razones de población y trayectoria. Que su masa social es reducida, que su ámbito de explotación es limitado y que el éxito de su empresa dependerá de su propia tranquilidad.
El entusiasmo de Garriga, su presidente, y del incombustible Aleix Fuxà, una institución en el club, son avales importantes para disfrutar de este status terceradivisionario mientras dure. Así debe ser más allá de los resultados que puedan dañar la moral si continúan por un sendero negativo. El Norteño está en la Tercera División. Esa es la verdad a la que aferrarse.

De Malbúger a Times Square

Miércoles, Septiembre 15th, 2010

Sólo siete jugadores en la historia del tenis mundial han ganado los cuatro torneos grandes del circuito, el denominado ‘Grand Slam’. Y desde la madrugada del lunes al martes uno de ellos es Rafa Nadal, el más joven de todos ellos, considerado ya como el mejor deportista español de todos los tiempos, una opinión fundamentada que en todo caso ganará más argumentos con el paso del tiempo si consideramos que sólo tiene 24 años y una voracidad competitiva que le capacita para batir todas las marcas que se crucen en su camino.
Australia, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos han visto cómo el portento físico de Manacor alzaba sus brazos al cielo tras coronarse campeón. Ayer Nadal posó con su hermoso trofeo en la emblemática Times Square de Nueva York después de conquistarlo ante Djokovic al que concedió un solo set.
En el pasado balear de Nadal figura su presencia en Menorca en diferentes campeonatos de Balears, tanto en Maó como en Ciutadella, principalmente. Quien suscribe le recuerda hará un decenio en las pistas del Malbúger CE cuando sólo era un chaval. Sus raquetazos resonaban en la instalación mahonesa y su nombre ya emergía en los círculos nacionales de este deporte. “Este chico va a llegar muy pero que muy lejos”, comentó entonces un buen compañero de este diario mientras ambos le veíamos en acción sacando a su rival de la pista. (Tenías toda la razón, Quique Buil).